Policialesestafa | BROU | Interpol

Condenado por estafar a clientes de varios bancos con retiros, compras y préstamos

El monto de la maniobra es cercano al millón de pesos. El imputado llegó a operar desde el ex Comcar.

La Fiscalía de Delitos Económicos logró la condena de un hombre por un delito continuado de estafa, en perjuicio de por lo menos 10 clientes del Banco República y de uno del Scotiabank.

En enero de este año, el Departamento de Análisis y Prevención de Fraudes del BROU realizó la primera denuncia a partir del reclamo de dos clientes por movimientos en sus cuentas bancarias y préstamos que no fueron gestionados por ellos. Los movimientos habían sido realizados por e-BROU, pero estas personas no habían solicitado la clave para acceder al servicio.

El caso desató una trama de estafas que afectaron a por lo menos 10 clientes del BROU, uno del Scotiabank y otras personas que fueron inducidas a pedir prestamos a través de cajeros automáticos.

En el caso de 4 clientes del BROU, el imputado aplicó el mismo modus operandi y lo mismo hizo el cliente del Scotia, que además era titular de otra cuenta que también fue afectada en el BBVA.

El imputado, de iniciales CAMF, habilitaba o se apropiaba del usuario e-BROU de los clientes y solicitaba préstamos, hacia compras o transfería dinero a cuentas bancarias en el Scotiabank; una a nombre de su hermana, y otra de su pareja. En el caso de la hermana, el estafador aseguró que estaba por fuera de la maniobra.

Las operaciones fueron realizadas en su mayoría entre noviembre y diciembre de 2018. Las transacciones se realizaban desde la misma dirección IP (el número que identifica la conexión a un dispositivo) y en muchos casos, las estafas se realizaban con pocos minutos de diferencia.

En un caso de una clienta del BROU, se realizaron 15 transferencias por montos que superaron los 240.000 pesos.

En el caso del cliente del Scotiabank, la denuncia fue realizada en febrero de este año en Interpol e implicaba una decena de transferencias de su cuenta a otra de su propiedad en el BBVA. Después, se comprobó que de esta última el dinero era transferido a una tarjeta Mi dinero de Redpagos. Y también a una tarjeta Prex, que era usada por el chofer del estafador para recibir sus honorarios.

En abril pasado y cuando el imputado estaba privado de libertad en el módulo 8 de Santiago Vázquez por las denuncias en el BROU, utilizó un teléfono celular para seguir con la estafa al cliente del Scotiabank. La investigación comprobó que desde ese celular el estafador solicitó los prestamos en e-BROU, así como las conexiones al Scotiabank, al BROU y a Prex.

Las dos cuentas a nombre de la pareja del imputado, que está con medidas cautelares, tienen un saldo a favor de casi 900.000 pesos.

La Fiscalía Delitos Económicos y Complejos de 1º turno, condenó por ahora a CAMF como único responsable por delito continuado de estafa a la pena de dos años y dos meses de cárcel. Pero puede haber otros imputados, según aclara la Fiscalía.

Dejá tu comentario