Basura tapó bocas de tormenta y empeoró la situación, según Bomberos

Las bolsas tiradas en las calles hicieron que el agua no pudiera correr con normalidad y causó inundaciones. Bomberos trabajó varias horas en limpieza.

 

Además de rescatar autos y personas que quedaron atrapadas por el agua, los Bomberos debieron dedicar buena parte de su tiempo de trabajo este viernes a quitar basura de bocas de tormenta, para que el agua volviera a correr.

Por el feriado de Navidad no hubo recolección y, a pesar del pedido de la Intendencia de que no se sacaran a la calle las bolsas de basura, muchos vecinos lo hicieron igual, generando una acumulación de residuos en distintos puntos de la ciudad. Según informó a El País el vocero de Bomberos, Leandro Palomeque, la causa principal de las inundaciones fueron bolsas tiradas en las calles, que arrastradas por el agua taparon las bocas de tormenta.

En la esquina de Rondeau y La Paz, por ejemplo, el sistema de saneamiento no dio abasto y el agua llegó al metro y medio de alto. Los autos flotaban en la zona (tal como se puede ver en el video de esta nota).

59 MILÍMETROS EN 33 MINUTOS. Según las cifras registradas por el Pluviómetro de la Intendencia de Montevideo, cayeron 59 milímetros de agua en 33 minutos (de las 14.21 a las 14.54). Los datos de los técnicos de la Intendencia indican que una lluvia así se da en promedio una vez cada 50 años.

“Es un fenómeno atípico, que se da cada muchas décadas”, dijo a Subrayado Pablo Brugnoni, coordinador del Sistema Nacional de Emergencias (SINAE). “Si esto sucediera sobre un río no afectaría tanto, pero en un centro urbano es realmente demasiada agua”, afirmó el coordinador del Sinae.

Tanto Brugnoni como Juan Canessa, director de Desarrollo Ambiental de la Intendencia, aclararon que esto no quiere decir que la última vez que cayó una lluvia de esta magnitud sobre Montevideo haya sido 50 años atrás, sino que esto es un promedio.

Asimismo, Canessa señaló que en Montevideo no hay registros de una lluvia de esta magnitud en los últimos 20 años, por lo menos. El jerarca agregó que este año está a unos 20 milímetros de convertirse en el año con más lluvias en un siglo.

 

Dejá tu comentario