Así son los ácaros microscópicos que viven en nuestra cara

Son inofensivos y no es necesario salir corriendo a lavarse o comprar cremas exfoliantes. Eso sí, no son para nada lindos. Mirá las imágenes

Hay dos especies de ácaros que viven en el rostro de los humanos: el Demodex folliculorum y el Demodex brevis. Tienen ocho patas cortas y rechonchas cerca de su cabeza, según un informe publicado por La Nación de Argentina. Además, su cuerpo es alargado como una lombriz.

El folliculurom vive en los poros y los folículos de tus pelos, mientras que el brevis prefiere asentarse en tus grasosas glándulas sebáceas.

La presencia de los ácaros en la cara se conoce desde 1842 y en 2014 se supo que el 14% de las personas ácaros visibles en su rostro. Pero a no ilusionarse, ya que las investigaciones indican que todos los tenemos. Quienes tienen pocos, tienen cientos y muchos significan miles.

El informe de La Nación destaca que, hasta el momento, no se sabe qué es lo que obtienen de los humanos. Hay quienes dicen que comen bacterias de la piel, mientras otros creen que comen células muertas o grasa de las glándulas sebáceas.

Los Demodex ponen sus huevos cerca del poro en que viven, dijo Megan Thoemmes de la Universidad State en Raleigh, EE.UU. Uno de ellos fue filmado poniendo un huevo, incluso.

Los ácaros no tienen modo de defecar, por lo que sus excrementos se van guardando en su cuerpo hasta que explotan en el lugar en que viven, es decir, en tu cara.

De todos modos, los ácaros no son dañinos para la gran mayoría de las personas. En algunos casos, sobre todo en aquellos que tienen muchos, pueden relacionarse a un problema llamado rosácea, que comienza con un enrojecimiento y luego se transforma en una irritación permanente.

Hay terapias que los matan, pero ellos vuelven después de seis semanas, ya que los recogemos de las personas con las que estamos en contacto.

Fotos: Pielhoy.com.ar y http://biology-forums.com/

Dejá tu comentario