PRÓXIMO VIVO 17:55HS
RECIBÍ EL NEWSLETTER

Precio de viviendas sube, pero alquileres son más accesibles

El promedio del metro cuadrado subió 42% en 5 años en Montevideo. Ahora, se necesitan 50 meses de ingresos para comprar una vivienda; antes eran 40.

17 de octubre de 2017, 23:05hs

El precio medio de la vivienda en Propiedad Horizontal (PH) en Montevideo subió 42% en los últimos 5 años, alcanzando un promedio de casi 1.600 U$S/m2.

Este promedio abarca situaciones muy diferentes, según el tipo de vivienda: las viviendas más amplias y de mejor calidad promedian 1.922 U$S/m2, las más económicas menos de 1.000 U$S/m2.

También hay importantes diferencias según la zona: en Pocitos (el barrio con mayor densidad de viviendas) el precio medio fue de 1.894 U$S/m2 para vivienda PH, mientras en barrios como Larrañaga el precio medio se ubicó en 1.260 U$S/m2. Una tendencia interesante: barrios como Cordón y Unión tuvieron aumentos en el precio de más de 50% en 5 años (por encima de la tendencia promedio).

Con este aumento reciente en el precio de las viviendas, se hace más difícil –en promedio- acceder a la compra: 5 años atrás se necesitaban 40 meses de ingresos para comprar una vivienda, ahora se necesitan 50, según el promedio de ingresos del hogar del INE. Así, no extraña que las compraventas están en un mínimo de los últimos 10 años, a pesar de que aumentó la oferta.

Ante el aumento en el precio, el MVOTMA ha ampliado el alcance del Fondo de Garantía para Crédito Hipotecario y –además- promueve y subsidia modalidades como las cooperativas. En cualquier caso, en este contexto acceder a la vivienda vía alquiler se vuelve una opción clave. En ese sentido, hay datos recientes alentadores: los salarios están aumentando por encima de los alquileres, lo cual puede explicarse porque el empleo ha caído y ya la demanda no es tan firme. En cualquier caso, dado el aumento en los valores de los inmuebles, el alquiler puede ser la opción más razonable (de hecho, más de 25% de los hogares en Montevideo son constituidos por inquilinos).

Para que esta opción siga siendo atractiva, es clave que no decaiga la oferta y allí hay algunas incertidumbres: se han agregado limitaciones a la construcción de las viviendas promovidas con exoneraciones de impuestos, lo que ha reducido la oferta en esta modalidad, que es la que más relevancia tuvo en el aumento reciente de la oferta de viviendas nuevas. La construcción está tendiendo a concentrarse de nuevo en la costa, lo que no es bueno para la ciudad y la sociedad. Sería adecuado modificar las restricciones que se han impuesto (topes de precio, exigencias diversas) de forma de volver a viabilizar construcción en barrios centrales de la ciudad, en particular de proyectos de inversión pequeños y medianos.

Dejá tu comentario