Nacional

Mujica reclamó "no lavarse las manos" por violencia en el fútbol

El presidente dijo que es una especie de “gangrena que nos está carcomiendo” y pidió enfrentarla. Hoy se reúne con los principales dirigentes para buscar soluciones.

 

El presidente José Mujica consideró que los hechos de violencia que se repiten una y otra vez en las canchas de fútbol son una especie de “gangrena  que nos está comiendo” y dijo que es hora de enfrentarla. 

“El que calla, otorga, y nos parece que llegó el tiempo de no seguir otorgando. Llegó el tiempo de poner la verdad verdadera arriba de la mesa y disponernos a enfrentarla, porque el fútbol es demasiado importante para el subjetivo del pueblo uruguayo”, consideró tras ordenar que la Policía no asista más a partidos en el Estadio Centenario y el Parque Central.

En su audición de M24 remarcó la importancia de alejar del fútbol las situaciones de “delito, la conducta desmanada, las relaciones mafiosas, la barbarie y el primitivismo”, y recordó que años atrás “las hinchadas estaban entreveradas” porque “estábamos acostumbrados a convivir”.

“Hoy parece que hay que separarse como si fuéramos leprosos”, comentó.

Mujica aclaró que “hay varios obstáculos” para acabar con los hechos de violencia en el fútbol y dijo que las leyes uruguayas “impiden tomar ciertas decisiones que en otros lugares se han tomado”. 

Por esa razón “el Poder Ejecutivo quiere llamar la atención al país y a la política del fútbol. Basta de echarle la culpa a otros. Tenemos una corresponsabilidad por sociedad: unos pocos por acción, otros no tan pocos por omisión. Pero, ¿no podemos encontrar camino para que esto no siga aconteciendo? ¿Qué tenemos que hacer?”.  

“Está visto que amontonando bastones policiales no lo solucionamos. Es un tema que a esta altura no debiéramos seguir eludiendo. Veremos qué podemos empezar a hacer para intentar progresar”, señaló el presidente que en las próximas horas se reunirá con los principales dirigentes del fútbol uruguayo.

Mujica aclaró que la idea del gobierno no pretende afectar el fútbol uruguayo ni el calendario de de fechas y torneos pero dijo que “tenemos claro que no podemos seguir así”. 

“Algunas ideas tenemos, hay otros que saben más. Es hora de no lavarse las manos y entrar a ponerlas en práctica. Lo peor es morir de ojos abiertos y permitir que esta gangrena siga caminando. Echarle la culpa al viento y sacarnos la culpa que como sociedad tenemos”, concluyó.

Dejá tu comentario