Nacional

Los 16 senadores del FA aprobaron ley de responsabilidad penal

Fue votación nominal: 16 a favor y 13 en contra. Algunos senadores del Frente Líber Seregni argumentaron en contra de este proyecto. El Sunca celebró en las barras.

 

Los 16 senadores del Frente Amplio aprobaron este martes, por mayoría, el proyecto de ley de responsabilidad penal del empleador. Lo hicieron pese a que siete de estos 16 legisladores tenían reparos con el proyecto y pretendían introducir cambios, pero los otros nueve senadores se opusieron.

La oposición en bloque votó en contra del proyecto, que ya había sido aprobado en Diputados a fines del año pasado, también con los votos únicamente del Frente Amplio.

Con la aprobación en ambas Cámaras, ahora el proyecto de ley pasa al Poder Ejecutivo para su promulgación. Ni bien se aprobó, los pocos sindicalistas de la construcción (Sunca) que estaban en las barras, comenzaron a gritar y a aplaudir. El presidente del Senado, Danilo Astori, desalojó las barras.

Fuera del Palacio Legislativo cientos de trabajadores de la construcción celebraron la aprobación definitiva de este proyecto (ver foto, tomada por el Departamento de Fotografía del Poder Legislativo). Durante todo el día acompañaron el debate en el Senado con una movilización en la calle y un paro de actividades.

La votación fue nominal y algunos senadores del Frente Líber Seregni votaron a favor, por disciplina partidaria, pero argumentaron en contra del proyecto. Estos siete senadores apoyan la ley en su esencia, pero querían que el texto aludiera directamente al concepto de "omisión deliberada".

Votaron a favor: Agazzi, Antoñaza, Baraibar, Clavijo, Conde, Couriel, Gallo, Lorier, Martínez Huelmo, Daniel Martínez, Michelini, Constanza Moreira, Nin Novoa, Rondeau, Rubio, Astori.

Votaron en contra: Abdala, Amorín, Germán Cardoso, Heber, Lamorte, Larrañaga, Mezzera, Carlos Moreira, Ope Pasquet, Daniel Peña, Saravia, Solari, Viera.  

DEBATE. El senador Rodolfo Nin Novoa fue el primero de los legisladores del Frente Amplio (FA) en expresar sus “reparos” con el proyecto de ley de responsabilidad penal del empleador.

Si bien dijo que “hubiera preferido una redacción diferente”, anunció que votará la ley porque “todas las bancadas deben tener unidad de acción”.

En ese sentido, Nin Novoa reveló que en la reunión de bancada de este lunes se tomó la decisión de votar el proyecto sin cambios, tal cual se aprobó en Diputados, “por 9 a 7”.

Esto es, nueve senadores del Frente Amplio se pronunciaron a favor de votar el proyecto sin cambios, mientras que siete insistieron en aprobar la ley con modificaciones. La intención de estos siete senadores del FA era evitar que se declare inconstitucional la ley.

Todos los senadores del gobierno (los 16) están a favor de legislar para sancionar con penas de prisión a los empleadores que no garanticen los elementos de seguridad a sus trabajadores. Pero algunos (nueve) quieren que se vote el mismo proyecto que aprobaron los diputados del FA, y otros (siete) querían introducirle cambios.

La oposición pasó factura de inmediato. El senador colorado Alfredo Solari destacó que “solo nueve senadores en 31” están de acuerdo con el proyecto tal cual salió de Diputados. El resto no está de acuerdo con la redacción final del proyecto (los siete restantes del FA) o directamente está en contra de la ley (blancos y colorados).

Mientras los senadores debatían en la Cámara, cientos de trabajadores del Sunca (sindicato de la construcción) se manifestaban fuera del Palacio Legislativo en una suerte de presión para que se apruebe la ley.

REPAROS. Nin Novoa cuestionó que el proyecto puede penalizar con prisión “a cualquier persona o tipo de empleador” y advirtió que la seguridad en el ámbito laboral “le corresponde no solo al empleador”, también “al capataz” y “al trabajador”.

El legislador del Frente Líber Seregni dijo que este proyecto de ley “supone un adelantamiento del castigo, porque no penaliza ya el accidente sino la omisión” del empleador “en el cumplimiento de las normas” se seguridad previstas.

El senador oficialista citó argumentos jurídicos de expertos, que advierten que solo se puede penar como delito la conducta “dolosa” (con intención de cometer un delito) o “culposa” (cuando no hay intención pero el delito se comete igual).

“Por eso decíamos que debía imputarse la pena a título doloso”, es decir, agregó, introduciendo el concepto de “omisión deliberada o intencional” por parte del empleador.

Por último Nin Novoa advirtió que no promueve con sus palabras la inconstitucionalidad de la ley. “Actuamos como un técnico prevencionista”, comentó.

“Hubiéramos querido que se blindara de otra forma el proyecto. Nos hubiera gustado una redacción diferente”, sentenció antes de terminar.

Dejá tu comentario