"Jonathan murió porque jugaba bien al fútbol y tenía arrastre"

Gonzalo Carrasco es el padre de la nena de 5 años que incriminó a los detenidos. Dice que ella iba a ser "la próxima víctima". Pide la tenencia de la menor.

 

Gonzalo Carrasco, padre de la niña de 5 años que señaló a los homicidas de Jonathan Estela, dijo que ella iba a ser “la próxima víctima” de los dos menores de edad detenidos.

Según él, usaron a la menor como “conejillo de indias” y la obligaron a presenciar el crimen. También querían que ella fuera la excusa de la muerte, argumentando que la víctima había intentado “abusar” de ella.

El hombre salió a los medios a dar un dar una explicación al asesinato, a partir de su propia pesquisa en las horas posteriores al hallazgo del cadáver.

“En realidad lo mataron porque Jonathan tenía más arrastre con las otras nenas y jugaba mejor al fútbol. Lo odiaban porque se sentían inferiores”, afirmó Carrasco en diálogo con Infobae.

Carrasco dijo que la nena es producto de una relación pasajera que tuvo con la madre. Se separaron poco después de su nacimiento, contó al portal Infobae.

Después de eso, ella se fue a vivir con un hombre, padre de cuatro hijos. Uno de sus hermanastros es el adolescente de 14 años que resultó ser el homicida de Jonathan.

"Este homicidio ya lo venían premeditando desde hacía una semana. El hermanastro de mi hija le había preguntado al padre qué pasaría si lo mataban, y éste le había respondido que nada, porque era menor de edad. Había un conocimiento previo de que este hecho podía suceder. A mí no me asombra, porque yo sé dónde está viviendo mi hija", dijo Carrasco.

"El papá del niño asesinado me dijo que si no hubieran encontrado el cuerpo a la noche, la otra víctima habría sido mi hija. Estaban pensando en matarla para que no hablara", agregó.

La niña acompañó a Jonathan Estela y los dos adolescentes a la casa abandonada al otro lado del Cerro Pelado. Ella presenció primeo el ataque a machetazos y luego las puñaladas.

Los atacantes fingieron en todo momento no saber qué había pasado con la víctima. Después de dejarlo tirado en el pozo se fueron a jugar al fútbol. Fue la niña la que le dijo a los investigadores qué había pasado. Gracias a ella encontraron el machete usado en el homicidio.

"Tu hija vale oro, porque se animó a decir la verdad", le dijo a Carrasco el padre de Jonathan Estela.

Según el hombre, su hija vivía en un clima de “violencia psicológica”, por lo que estaba haciendo trámites para obtener su tenencia.

William, el padrastro de la nena, lo había amenazado de muerte recientemente para que no volviera a visitarla, según dijo.

Carrasco confirmó la información policial sobre la participación de la niña como testigo presencial. 

 

FOTO: Infobae, por gentileza de Gonzalo Carrasco.

Dejá tu comentario