Huracán Ida: esta vez los diques de Nueva Orleans aguantaron

Esta vez aguantaron: los diques que protegen Nueva Orleans, reconstruidos a un alto costo tras el paso del huracán Katrina en 2005, impidieron que el ciclón Ida devastara la ciudad en la noche del domingo y la madrugada del lunes.

31 de agosto de 2021, 17:47hs

Esta vez aguantaron: los diques que protegen Nueva Orleans, reconstruidos a un alto costo tras el paso del huracán Katrina en 2005, impidieron que el ciclón Ida devastara la ciudad en la noche del domingo y la madrugada del lunes.

Ida que tocó tierra el domingo en Port Fourchon como huracán categoría 4, "llegó con todo lo prometido: subida de aguas, lluvia, viento", explicó el lunes el gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, durante un encuentro con el presidente estadounidense, Joe Biden.

El gobernador saludó el "magnífico desempeño" del imponente sistema de protección construido o modernizado tras el paso de Katrina, de categoría 3. Un proyecto que costó 14.500 millones de dólares.

Situada en la desembocadura del río Misisipi, en una zona por debajo del nivel del mar, la ciudad de Nueva Orleans está rodeada de agua: el lago Pontchartrain la bordea al norte y el Golfo de México al sur.

Pero, a pesar de las cantidades de agua vertidas por Ida, los diques "no se sumergieron, ninguno cedió", celebró Edwards.

Para apreciar el logro, "lo único que tienen que hacer es mirar lo que pasó hace 16 años", dijo el mismo día en NBC.

En 2005, ante los potentes vientos y la fuerza del agua creciente, más de 50 diques cedieron y 80% de la ciudad quedó sumergida, hasta seis metros en algunas partes. Katrina dejó más de 1.800 muertos y miles de millones de dólares en daños.

El sistema cumplió "el papel para el que fue concebido, conservar el agua fuera de la ciudad", explicó a la AFP Rene Poche, vocero del cuerpo de ingenieros del ejército en Nueva Orleans.

- Muros de concreto -

Tras el paso de Katrina, 210 kilómetros de muros de concreto, algunos de cerca de 10 metros, fueron construidos alrededor de la ciudad para protegerla.

Los diques fueron alzados y reforzados. Gigantescas esclusas permiten ahora evacuar las aguas hacia el lago Pontchartrain o el Golfo de México, e impiden que el agua entre a la ciudad, señala Poche.

El sistema de protección también incluye más de 70 bombas que drenan el agua hacia las esclusas en caso de inundación de las calles.

"Después de Katrina se necesitaba un sistema más sólido: diques y muros más altos y resistentes. Que el agua pudiera desbordar pero no socavar" la estructura, agrega Poche.

Los diques de la mayor ciudad de Luisiana pasaron exitosamente una primera prueba durante el huracán Isaac, en agosto de 2012, que causó poco daño.

Pero algunas ciudades vecinas no corrieron con la misma suerte. En LaPlace, al oeste de Nueva Orleans, varias rutas se vieron anegadas por el agua acarreada por Ida.

Esta urbe de 30.000 habitantes, que se salvó de Katrina pero sufrió con Isaac, debería estar mejor protegida cuando concluya un proyecto de dique de 30 kilómetros al borde del lago Pontchartrain, indica Poche.

Tras tocar tierra, Ida perdió fuerza y sigue su camino hacia el noreste como depresión tropical.

"Es una gran alivio que los diques no hayan cedido alrededor de Nueva Orleans", comentó en Twitter el historiador Andy Horowitz, autor de un libro sobre el huracán Katrina.

"Pero la lección de Ida no es que las protecciones de la ciudad contra huracanes son suficientes. Es que las inversiones en infraestructura salvan vidas. Debemos hacer mucho más", afirmó.

cyj/vgr/dl/yow

Twitter

FUENTE: AFP

Temas de la nota

Dejá tu comentario