Golpe de suerte: sirio atacado por periodista contratado como DT en España

Es el hombre atacado por la húngara Petra Laszlo. Osama Mohsen era entrenador en Siria. Un comentario de su hijo sensibilizó a un club madrileño

16 de septiembre de 2015, 10:08hs

El refugiado sirio que fue pateado por la periodista húngara Petra Laszlo cuando acarreaba a sus dos hijos -y cuya imagen recorrió el mundo- acaba de ser contratado como entrenador de fútbol en España, un "golpe de suerte" que le trajo su triste fama.

Se les ocurrió la idea, conmovidos por la salvaje respuesta de Laszlo, pero sobre todo porque uno de los hijos, de nombre Almuhannad, contó que él quisiera ser futbolista y que su padre era entrenador de primera división en Siria. España, dijo el niño, era el mejor lugar del mundo para ellos.
El otro niño, Zaid, era el que Osama llevaba en brazos.

Miguel Ángel Galán, presidente de Cenafe, institución situada en Getafe, localidad de Madrid, ordenó ubicar al periodista que hizo la nota para dar con el paradero de Osama y sus dos hijos.

"Tenemos un alumno árabe que se ofreció para hacer de traductor y viajar hasta Alemania para acompañarle en el trayecto", continúa Galán.
Desde Alemania, Osama pasó por París para reencontrarse con otro de sus hijos.

Galán califica de "dramáticas y vergonzantes" las actitudes que tuvieron que soportar el refugiado sirio y sus pequeños hijos.

En una primera etapa, Cenafe su manutención y la de su familia y de darles una vivienda. "Hemos alquilado una casa en Getafe de 114 metros, adecuada para seis personas", comenta Galán. Los gastos del transporte han corrido también a cargo de su empresa.

Osama Abdul Mohsen atravesaba la frontera con Hungría huyendo de la guerra, como miles de emigrados, cuando Laszlo olvidó para qué estaba allí (es periodista) y se dedicó a obstaculizar a los sirios en una demostración de xenofobia que le costó la humillación mundial y también la pérdida de su trabajo.

View post on imgur.com

La foto del episodio se transformó, junto a la muerte del niño Aylán en las costas de Turquía, en una postal de la tragedia que vive Medio Oriente.

Dejá tu comentario