Nacional

Encuesta Equipos: FA 42%, PN 27%, PC 13% y PI 1%

Es la primera encuesta después de las internas de junio y muestra un escenario estable en la preferencia de votos hacia las elecciones nacionales de octubre.

 

Esta es la primera encuesta de Equipos MORI después de la elección interna del 1º de junio. Esta encuesta representa algo así como el “punto de partida” de los distintos partidos y candidatos hacia la elección presidencial y parlamentaria de octubre.

La encuesta se realizó entre el 2 y el 14 de julio, es decir, durante el tramo final del Mundial de Fútbol de Brasil. Se entrevistó a 700 uruguayos en todo el territorio nacional, en zonas urbanas y rurales, y el margen de error máximo de la medición es de 3,7% en más y en menos.

Cuando a los uruguayos se les pregunta hoy a qué partido y candidato votarían, 42% dice que votaría al Frente Amplio - Tabaré Vázquez, 27% al Partido Nacional - Lacalle Pou, 13% al Partido Colorado - Pedro Bordaberry, 1% al Partido Independiente - Pablo Mieres, 1% a otros partidos (fundamentalmente Unidad Popular), 2% que votaría en blanco o nulo y 14% que no sabe qué votaría.

Al momento de realizar la medición, tres partido (Frente Amplio, Partido Nacional y Partido Independiente) ya tenían definidas las fórmulas presidenciales, mientras que el Partido Colorado cerró su fórmula el lunes 14, el día en que estaba terminando la encuesta, por lo que ese efecto no está contemplado en los resultados.

ALGUNAS LECTURAS SOBRE LOS DATOS. En primer lugar, el escenario post-interna es muy parecido al escenario pre-interna.

Comparando estrictamente los resultados de julio con los de mayo (la última encuesta antes de la interna) el Frente Amplio cae dos puntos (de 44% a 42%), el Partido Nacional crece 1 punto (de 26% a 27%), el Partido Colorado pierde tres puntos (de 16% a 13%) y el Partido Independiente pierde 1 punto (de 2% a 1%).

Pero todas estas variaciones se encuentran dentro del margen de error de la medición, por lo que no pueden considerarse estadísticamente significativas.

La única variación significativa es un incremento de los indecisos, de 9% a 14%. Entonces: el cambio principal en la medición de julio respecto a las anteriores, es que parece haber un núcleo algo mayor de uruguayos que está dudando respecto a su voto hacia octubre.

Salvo este incremento de indecisos, el escenario de competencia, en sus trazos más gruesos, se mantiene estable.

Este escenario confirma la idea de una elección competitiva. Como siempre se dice, las encuestas no son una “bola de cristal” que permite adivinar el futuro. Más bien son una “foto” del pasado. Pero cuando la serie de fotos es muy consistente, es posible que se parezca bastante a la realidad.

Y la serie de encuestas muestra consistentemente un electorado dividido en dos bloques de tamaño similar (en julio 42% el Frente Amplio, 40% la suma de Partido Nacional y Partido Colorado), y hoy ninguno de estos bloques tiene las adhesiones necesarias para ganar la Presidencia.

Para alcanzar el gobierno cualquiera de los bloques deberá conseguir lo que le falta en los próximos meses. Por tanto, la campaña será decisiva para determinar las próximas mayorías.  

Dejá tu comentario