Empresario argentino Molinari, una nueva esperanza para Pluna

No tiene experiencia en aeronáutica pero dice tener el apoyo de Iberia. Cosmo se retiró del negocio por mail. Los increíbles emisarios del Grupo Mondragón

 

Después de la frustración de Cosmo, y el inminente retiro del empresario argentino Juan Carlos López Mena, el Estado uruguayo se aferra a una rápida salida para la ex Pluna. 

En realidad, se trata de dos frentes abiertos que podrían cerarse juntos o por separado: por un lado los siete aviones que deja Cosmo y por otro las 60 frecuencias de Pluna que aún no tienen destinatario a la vista.

De hecho, el gobierno, consciente que no será un proceso breve, está a punto de declarar a Uruguay "de cielos abiertos" por cinco meses, de modo de asegurar la conectividad del país en el verano 2012-2013.

Se trata de otro empresario argentino. Se llama Carlos Molinari, quien se destaca en el mundo financiero y en inversiones inmobiliarias.  Según afirmó, su empresa está dispuesta a lanzar una aerolínea de bandera uruguaya en soledad, con el Estado como socio, y sin descartar otras agrupaciones con privados.

Por el momento, Molinari está interesado en las frecuencias de Pluna, valuadas por el Estado en 37 millones de dólares.

Es dueño de de Real State Investment, una empresa de negocios diversificados con asiento en Miami, Buenos Aires y Punta del Este. En Maldonado está vinculado al mundo hotelero.

Molinari concedió una entrevista con el diario La República que se publica hoy con una foto de su tesoro personal: aparece abrazado con el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama.  La foto apareció en la revista Caras, en su edición argentina.

El empresario contó que el consorcio que representa no llegó a tiempo "por razones técnicas" a la subasta, pero venía estudiando desde hace tiempo una propuesta para gerenciar Pluna junto a la consultora Simbiosis.

Sin embargo, en las últimas horas se reunión con el presidente José Mujica, quien "se mostró receptivo".

Explicó en ese sentido que, si bien es un empresario conocido en otros rubros, en este caso podría contar con el know-how de Iberia a través de una subsidiaria, Iberia-British.

Cabe consignar que Iberia viene llevando a cabo recortes de personal importantes a raíz de la crisis económica. Los últimos informes hablan de 6.000 despidos, que incluyen a otras subsidiarias como Air Nostrum, otra de las empresas que están negociando por Pluna, en este caso en una eventual sociedad con el sindicato de la aerolínea.

Molinari cree que la asociación estratégica con Iberia "es una pequeña diferencia" con LeadGate y otras empresas que ahora están intentado abordar el negocio que dejó abierto Pluna.

A diferencia de Buquebus, el Molinari Group estaría dispuesto a conversar el pago de los 54 millones de Pluna debe a Ancap y Banco República.

"Todo es posible", dijo y señaló que espera que el gobierno "no tenga trabas".

La empresa no tiene aún un plan de negocios, pero el ejecutivo dijo que, en caso de ser adjudicatarios del servicio, se tomará contacto "con otros países para tener reciprocidad" a efectos de acordar "horarios de vuelos".

EMISARIOS "TRUCHOS". La trama por Pluna se ha vuelto cada vez más compleja. Anoche, la empresa Cosmo envió un mail al Ministerio de Transporte y Obras Públicas informando que no participará de la salida de Pluna, informó ayer Telenoche.

Pero el gobierno quiere confirmar el origen del mail y comprobar quién es el verdadero vocero de la empresa, en función de las divergencias aparecidas en el seno del directorio de la empresa española.  Ayer se conoció que los propietarios del 50% de la aerolínea cuestionaron el accionar del administrador Antonio Álvarez y dijeron no conocer al enviado a la subasta, el ejecutivo Hernán Antonio Calvo Sánchez.

La turbulenta situación se terminó de completar cuando el gobierno se vio sorprendido por un comunicado del grupo Mondragón, otros inversores de origen español, que aclararon no tener nada que ver con supuestos emisarios que se contactaron en funcionarios de la Administración Mujica.

OPCIÓN VENEZOLANA. El semanario Brecha vuelve hoy a ratificar que el gobierno también espera apoyo de Venezuela para reflotar la conectividad del país. 

Según la nueva hipótesis sería a través de un préstamo del Bandes, el banco estatal bolivariano. En este caso, los funcionarios serían incorporados como "socios" de la operación.

El informe sostiene que el formato no sería una cooperativa como pretende el gremio, pero podrían ser propietarios de algunos de los aviones que operará la eventual aerolínea.

POSTURA DEL PIT-CNT. A través de un comunicado expresa su posición ante las negociaciones. En alusión a López Mena, señala que rechaza que de la actual situación se beneficien “intereses monopólicos de un grupo específico”. 

La central sindical se manifiesta partidaria de buscar una salida con el aporte del Estado y en alianza con un socio latinoamiericano, como Venezuela. Además, destaca la necesidad de solucionar la situación de los trabajadores cuyos puestos están en riesgo desde el cierre de la aerolínea.

 

 

Dejá tu comentario