Nacional

Crimen de Daiana: dos a prisión y muestras de ADN en busca de más

Justicia dispuso que se analicen muestras de fluidos corporales de la niña y muestras biológicas de varios detenidos. Las actuaciones se retoman este martes.

 

Un mayor de edad y un menor fueron procesados por la Justicia de Paysandú en el caso del asesinato de la niña Daiana Martínez, de 13 años de edad, que fue encontrada sin vida este domingo y con signos de haber sido abusada sexualmente. 

El juez penal Pablo Dalera procesó con prisión a un trabajador forestal de 19 años, de iniciales M.D.S.C.por un delito de homicidio muy especialmente agravado en calidad de autor, e inició un proceso infraccional a un menor de 16 años --hermano de una compañera de liceo de la víctima-- por un delito de homicidio especialmente agravado

Por otro lado, las pericias forenses dictaminaron que la menor fue violada antes de ser brutalmente asesinada.

La Justicia dispuso que se envíen a Montevideo muestras de fluidos corporales de la niña, además de muestras de ADN de varios de los detenidos, para ser analizados.

Según informa la prensa local, el hermetismo en la Justicia sanducera es grande en relación a este caso y no se han dado detalles respecto al número de detenidos o el grado de implicación que puedan tener cada uno de ellos. 

De todos modos, lo que sí se anunció es que, a pesar de los procesamientos, el caso no se considera cerrado. Y se sabe que hay un tercer hombre, mayor de edad, que se encuentra en una situación sumamente comprometida.

La madre de Daiana y una tía de la menor piden que los responsables paguen por lo que le hicieron a la niña o sino -advierten- harán justicia ellos mismos. Dicen que si la policía hubiera escuchado sus palabras tal vez la pequeña Daiana de 13 años habría aparecido con vida. Vecinos apedrearon la casa de uno de los asesinos

La madre comentó que un vecino les dijo que fueran hasta la casa de uno de los sospechosos. La mujer dijo que antes de avisar a la policía, ella fue por sus propios medios. Llamó a la puerta y les mostró la foto de la niña en su teléfono celular. Dos de ellos se pararon a mirar la foto; los otros tres ni se arrimaron.

La mujer fue luego a la policía y advirtió que tenían una actitud muy sospechosa. "Pero nunca fueron a interrogarlos", dijo indignada. "Cuando estábamos casi seguros que eran ellos los responsables,  volvimos a decirle a la policía pero nada tampoco"

La tía de la menor asesinada dijo que les aportaron todas las pistas posibles a la policía, quienes seguían insistiendo con que la chica habría viajado a Paysandú con un noviecito. "Confiamos que se haga justicia, sino la vamos a hacer nosotros", dijo la madre.

 

SOLIDARIOS. En un ejemplo casi sin precedentes, los 600 habitantes de Queguay se organizaron para buscar a Daiana, y no se quedaron con la versión que manejaba la policía.

"Este es un pueblo chiquito, nos conocemos bien, la conocíamos muy bien, era una niña, no encajaba en el perfil de una chiquilina que se fuera con alguien", dijo una vecina.

"Algo hay que hacer, ellos (la policía) no podían hacer nada porque hasta no pasar las 48 horas no pueden comenzar la búsqueda. Varios vecinos fuimos a la casa del asesino, y por ser buenos vecinos, por no tirarle la puerta abajo (...) Tal vez la chiquilina estaba allí, y nosotros en la puerta de la casa. Nos queda la impotencia de que la policía no hizo nada y nosotros le dimos la información", dijo otra vecina.

Dejá tu comentario