Aumentan ataques a vidrieras, sobre todo en 18 de julio y Pocitos

Por robos o por vandalismo son cada vez más las que se rompen en Montevideo. Impulsan el uso de vidrio laminado, que cuesta más pero es más seguro.

 

Las vidrierías registran un aumento en el recambio de vidrieras dañadas en los comercios, sobre todo en 18 de julio y Pocitos, ya sea por robos o vandalismo. Los costos para los comerciantes no son menores, ya que cada metro de vidriera estándar cuesta 70 dólares.

Desde la Cámara del Vidrio se impulsa la obligatoriedad de las vidrieras laminadas, que cuestan un 20% más caras que las comunes. “El laminado permite que frente a un impacto el vidrio queda rajado, pero queda en el lugar. Quien quiere entrar no puede y le da la oportunidad y el tiempo a quien sufrió el ataque a cambiarlo cuando pueda”, explicó Yoselin Bia, directora de la cámara.

Otra opción es multilaminado, utilizado en los locales de cobranzas y los bancos. Cuenta con varias laminas entre vidrio y vidrio y evita el traspaso de todo tipo de balas, pero para utilizarlo se debe contar con la habilitación del Ministerio del Interior.

La banda del marrón, que asaltaba rajando estos vidrios, le dio mucho trabajo a las vidrierías.

Los ataques a vidrieras de comercios se producen de noche y los fines de semana son más usuales, según informaron diversos comerciantes a Subrayado.

Dejá tu comentario