Internacionales

Una multitud desbordó hoy la plaza Tahrir de El Cairo

Los manifestantes reclaman que se pospongan las elecciones previstas para el lunes. Los generales egipcios afirman que garantizan la seguridad en los comicios.

En una movilización bautizada como "El viernes de la última oportunidad" cerca de un millón de egipcios se reunieron, por octavo día consecutivo, en la plaza Tahrir de El Cairo, contra la Junta Militar que gobierna tras la caída de Mubarak. 

Los integrantes de la protesta reclaman que el ejército deje inmediatamente el poder y que sean juzgados los responsables de la muerte de 41 personas durante los violentos entrenamientos entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes.

Las elecciones legislativas previstas para el próximo lunes siguen adelante mientras que el presidente de la Junta Militar emitió hoy un decreto por el que encarga al ex primer ministro Kamal Ganzuri  la formación de un gobierno de unidad nacional.

La situación política empeora, por primera vez, y el gobierno de Estados Unidos se ha alineado claramente con la posición de los manifestantes en Tahrir. En un comunicado difundido por la Casa Blanca, la administración de Barack Obama asegura que “el nuevo Gobierno egipcio debe ser dotado de la autoridad real inmediatamente”. “Creemos” añade la nota, “que una completa transferencia del poder a un Gobierno civil debe tener lugar de una manera justa e influyente que responda a las legítimas aspiraciones del pueblo egipcio tan pronto como sea posible”. 

Dejá tu comentario