Nacional

Policías denunciados por vales de nafta y drogas

En el primero de los casos la red de corrupción abarca a quince uniformados. El segundo caso es en la cárcel de Paysandú. 

 

El Ministerio del Interior investiga a un grupo de policías por estafa con vales de nafta y a otro que ingresaba drogas a la cárcel, informa hoy El País. También hay otras denuncias en curso como un operativo en Marconi de octubre de 2012 y por omisión en la seccional 18ª de Manga por la supuesta falta de móviles. Estos casos y otros que se están investigando forman parte de la gestión de nuevo Jefe de Policía de Montevideo Mario Layera, a quien el ministro del Interior Eduardo Bonomi nombró en el cargo como parte de una nueva estrategia de disciplinamiento policial.

En el primero de los casos son 15 los agentes investigados, entre ellos hay un subcomisario bajo seguimiento oficial de Crimen Organizado.

La gavilla de policías usaba los vales de nafta para uso propio. Los cambiaba por otros productos en las estaciones de servicio o cargaba sus autos particulares con los bonos.

La denuncia se radicó en noviembre de 2011 tras detectarse la ausencia de 8.000 litros de combustible mensuales en el centro de abastecimiento para actividades de servicio.

El caso está en manos del juez Néstor Valetti y la fiscal Mónica Ferrero.

En el segundo caso se investiga a seis policías de la Cárcel de Paysandú por el ingreso de drogas y alcohol al centro de rehabilitación. Están a disposición de la magistrada Karen Ramos. La investigación se inició hace dos meses y las sustancias se distribuían a cambio de dinero. Este intercambio de favores incluía evitar "flauteos" (traslados), y el ingreso de artículos prohibidos al recinto.

Hasta hace poco, Paysandú era el modelo de cárcel a imitar, según el ombudsman Álvaro Garcé y el Ministerio del Interior.

Las investigaciones a policías se han vuelto moneda corriente en los últimas semanas. Los problemas de gestión de la seccional 14 de Carrasco terminó con una denuncia penal del Ministerio del Interior contra varios oficiales que se negaron a atender una denuncia por supuesta falta de móviles. Una investigación demostró que había móviles, y que uno de ellos se encontraba en poder del comisario, quien estaba a once cuadras del lugar del robo.

Ayer se dio a conocer la denuncia del juez Homero Da Costa sobre un “poco profesional” operativo policial en Marconi, donde murió un joven de 25 años en octubre de 2012. Según el fallo del magistrado, uno de los policías tuvo un “ataque de pánico”. Otro de los agentes amenazó a todos los presentes con matarlos, mientras “besaba las balas” que iba cargando en su arma de reglamento.

Dejá tu comentario