AFP

Londres cierra la Eurocopa con una apasionante final Inglaterra-Italia

Londres contiene el aliento antes de la gran final de la Eurocopa de fútbol, este domingo (19h00 GMT) en Wembley, el mítico estadio en el que los hinchas locales esperan rugir en favor de la selección de Inglaterra, que buscará ante Italia terminar con una sequía de 55 años sin un gran título.

Londres contiene el aliento antes de la gran final de la Eurocopa de fútbol, este domingo (19h00 GMT) en Wembley, el mítico estadio en el que los hinchas locales esperan rugir en favor de la selección de Inglaterra, que buscará ante Italia terminar con una sequía de 55 años sin un gran título.

El gran torneo realizado por Inglaterra ha disparado la ilusión y los integrantes del plantel pudieron constatarlo el sábado, cuando hinchas enfervorizados, agitando banderas y entonando cánticos, asistieron a su salida de su lugar de concentración.

"Ver a aficionados en la calle y el recibimiento que nos han reservado cuando llegamos al hotel, y cuando dejamos St George's Park, muestra hasta qué punto estamos ante una oportunidad que es enorme", valoró el capitán inglés, Harry Kane.

En un país que sufre en estos momentos por la expansión de la variante Delta del covid-19, la Eurocopa ha supuesto un paréntesis deportivo que muchos esperan prolongar en la noche londinense en caso de título.

Pero la ilusión no solo invade al lado inglés, también los italianos están entusiasmados con su Azzurra, que ha hecho resucitar el sabor de aquellas 'Noches Mágicas' del Mundial-1990 que el país acogió y que persisten en la memoria colectiva.

El domingo, unos llorarán de alegría, otros de decepción. El pronóstico es difícil, entre dos selecciones de primera línea, dos grandes países de tradición futbolística.

"Hay mucha pasión por el fútbol en Inglaterra, como la hay en Italia", subrayó el sábado el seleccionador italiano, Roberto Mancini.

- Wembley, con acento inglés -

Casi 65.000 espectadores estarán autorizados a acudir a las gradas de Wembley, donde seguramente suenen repetidamente las canciones "Football is Coming Home" o "Sweet Caroline" por la mayoría de los aficionados ingleses.

En el recinto del noroeste de Londres, la parte principal del público será inglés, pero se esperan 10.000 'tifosi' italianos.

"Wembley puede asustar a cualquiera, salvo a nosotros, los italianos. En las dificultades, cuando todo el mundo está en nuestra contra, somos más fuertes", afirmó el exdefensa internacional Marco Materazzi, en 'modo gladiador', en el diario La Gazzetta dello Sport.

Será difícil que los italianos puedan hacer más ruido que la marea roja y blanca de Inglaterra, en un país que sueña con lograr su primera Eurocopa y el segundo gran título de su selección, tras el Mundial-1966, ganado contra los alemanes, también en Wembley.

"Hace 55 años tuve la suerte de entregar la Copa del Mundo a Bobby Moore y vi lo que significó para los jugadores, cuerpo técnico y personal alcanzar y ganar la final del máximo torneo internacional de fútbol", escribió la reina Isabel II en un mensaje enviado el sábado, en el que deseó suerte al equipo inglés.

El seleccionador Gareth Southgate no había nacido en aquel 1966 y sabe bien lo que suponen las decepciones de la selección inglesa durante décadas. Él mismo falló un penal en la semifinal de la Eurocopa-1996, en la que Inglaterra era anfitriona y en la que quedó apeada en esa ronda, en puertas de la final.

- "Súper reto" para Southgate -

Desde el final de la primera fase, "hemos tenido la oportunidad de escribir una página de historia en cada partido", declaró el sábado. "Los jugadores lo han hecho y estamos impacientes. Es un partido genial a preparar ante un adversario brillante, técnicamente muy bueno, muy organizado. Es un súper reto para nosotros", apuntó.

Tras el trauma de no clasificarse al Mundial-2018, Italia realizó una gran renovación interna y parece seducir de nuevo con su juego. El reto será lograr su segunda Eurocopa, tras la lejana de 1968, y su primer gran título desde el Mundial-2006, donde levantó su cuarta Copa del Mundo.

En la Eurocopa de 2012 ya llegó a la final, pero entonces fue barrida (4-0) por España.

Antes de la final de Wembley, Italia lleva una racha de 33 partidos seguidos sin perder, todo un récord para la Nazionale.

Pero en una final, todo es posible y la Eurocopa se prepara para bajar el telón con un duelo por todo lo alto.

jta-hap-alu/jed/fbx/dr/me

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario