PRÓXIMO VIVO 12:25HS
RECIBÍ EL NEWSLETTER

El agro paga impuestos a Primaria: en 2013 aportó US$ 7 millones

Los productores nunca dejaron de aportar a la enseñanza. Lo hacen a través del IMEBA. Titular de DGI dice que si pagaran Impuesto de Primaria aportarían US$ 20 millones.

03 de marzo de 2014, 13:38hs

Si bien desde sectores del gobierno se dice en voz alta que el agro no paga Impuesto de Primaria, la realidad es distinta.

Los agronegocios aportaron 7 millones de dólares a Primaria e 2013 mediante esta modalidad, de acuerdo a lo que informa el sitio web del Consejo de Primaria, y según reconoció el director nacional de rentas (DGI), Pablo Ferreri (ver video principal).

El contador Federico Camy, experto en Derecho Tributario, dijo al programa “Tiempo de Cambio” de Radio Rural que, por lógica, desde 1994 no han variado las extensiones de tierra y el Impuesto de Primaria se basa en valores catastrales.

“Lo que recauda Primaria es eso, con las variaciones de los valores catastrales correspondientes”, dijo Camy.

Cada vez que llegan las elecciones, los impuestos que paga el agro siempre son temas de campaña.

En el caso de 2014, el ejemplo ha sido el anuncio de la reinstauración del Impuesto de Primaria por parte del precandidato oficialista, Tabaré Vázquez.

El exmandatario anunció que el Frente Amplio planea aplicarlo a “los poderosos estancieros”. Lo anunció en un acto desarrollado en Playa Pascual la semana pasada. 

La versión oficial de los hechos es que el impuesto fue exonerado por la crisis de 2002, y que tras diez años de crecimiento sostenido los productores deben ponerse al día con los aportes a la sociedad.

La versión del campo es distinta. La imposición nunca dejó de aplicarse, sino que fue transformada en 1996 a través de otros impuestos. En todo caso, habría cambiado su naturaleza de tasa directa para ser licuado a través de una fórmula nueva en la que interviene el Impuesto a la Enajenación de Bienes Agropecuarios (IMEBA).

Supongamos que, como plantea Vázquez, se decida volver a aplicar el Impuesto de Primaria a los productores rurales, en cuyo caso quedaría de lado la tributación de 1996. ¿Qué podría pasar?

En ese sentido, Perspectivas Agropecuarias entrevistó a Federico Camy, experto en Derecho Tributario del Estudio Guyer & Regules.

“En términos de recaudación debería ser la misma”, explica Camy. “Lo que sucedió en 1996 es que el Impuesto de Primaria para el sector agropecuario se derogó, pero se sustituyó lo que hasta aquel momento recaudaba el Consejo de Educación Primaria –hasta 1994- por concepto de inmuebles rurales. A valores constantes se dejó la misma recaudación que se iba a obtener por la vía del IMEBA”.

El titular de la DGI aseguró sin embargo que si los padrones rurales pagaran el Impuesto de Primaria, como lo pagan propietarios de zonas urbanas y sub urbanas, entonces la escuela pública recibiría cerca de 20 millones de dólares, contra los 7 millones que recibió el año pasado.

LA VERDAD DE 1996. El especialista recuerda por qué hubo cambios en 1996. El IMEBA había sido suspendido en 1988 a tasa cero. La Ley de Presupuesto del segundo gobierno de Sanguinetti llevó a cabo una mini-reforma fiscal en la cual se instauró el Impuesto a la Renta Agropecuaria (IRA) y el IMEBA.

Los productores tenían la opción de tributar un impuesto u otro. El 90% de los productores se volcaron por el IMEBA. “Era más cómodo. Evitaba llevar contabilidades”.

La tasa cero en el IMEBA dejó de ser tal y comenzó a tener tasas el orden del 1.5 a 2.5%.

“Ante esa suba del IMEBA y su confirmación como impuesto definitivo se elimina Primaria, y desde el IMEBA se recauda el dinero que antes iba para las escuelas públicas, explicó.

Estos hechos dejan en claro que detrás de las afirmaciones de Tabaré Vázquez no hay un escenario claro.

El impuesto de Primaria se siguió recaudando entre los sectores del agro todos estos años. Entonces, ¿qué quiso decir el expresidente y ahora principal candidato a la primera magistratura?

“Sinceramente no lo sé”, señala Camy. “Puede ser que se quiera decir que se seguirá tributando vía IMEBA y que se espera potenciar la recaudación de Primaria para el agro a través de la creación de un nuevo impuesto. Por el momento no lo sabemos. Por ahora no se conoce ningún, salvo la declaración del candidato. Tampoco sabemos si será una cosa inmediata o algo a largo plazo”.

Como reflexión para el sector agropecuario, Camy cree que este tipo de impuestos fijos siempre van a estar. Son impuestos separados de la actividad agropecuaria en sí, en el sentido de que no se atan a los precios, a las condiciones climáticas.

“Pero seguir con esta política de impuestos fijos no es lo adecuado. Buscar canalizar esto a través de la renta es mucho más apropiado para que los impuestos se muevan de acuerdo a cómo le está yendo al productor”, opinó.

CASUÍSTICA. Estos cambios traen especulaciones sobre en cuál escenario se recauda más. Ya ha pasado cuando se derogó el ICIR y el gobierno creó una ampliación del impuesto a la Renta.

No hay datos actualizados, admite Camy, pero en experiencia el nuevo impuesto va a recaudar más que el ICIR, considerado inconstitucional por la Suprema Corte de Justicia.

En el caso de los asuntos que le tocó manejar al estudio Guyer Regules, la variación fue de más del 40%.

No obstante, Camy relativizó el resultado a nivel global, un universo con más de 40.000 productores. Habrá que ver lo números oficiales de la DGI, a ver qué dicen.

“Suponemos que la variación de ICIR a Rentas no será mucha. Seguramente la recaudación total estará en el entorno de los 70 millones de dólares, que es lo que se esperaba recaudar con el ICI”, dijo el tributarista.

La inmediata especulación política es que el gobierno encontró una forma de sancionar a los rebeldes productores rurales por enfrentar los cambios de rumbo.

Dejá tu comentario