Nacional

Uruguay negocia conflicto con Brasil pero también está Argentina

Uruguay es afectado por el proteccionismo de sus principales socios comerciales. Para Mujica, lo de Brasil "se arregla hoy". Pero la historia siempre se repite

 

Las medidas proteccionistas brasileñas, consistentes en aplicar 30% de impuesto a la venta de automóviles hacia ese país, afecta a unos 48 empresas afincadas en Uruguay, según informó esta mañana El País.

Por su parte, el presidente José Mujica dijo al diario La República que hoy se arreglará el conflicto.

Una delegación liderada por el subsecretario de Economía, Luis Porto, planteará la visión uruguaya ante el gobierno de Dilma Rousseff.

Pero Uruguay no tiene problemas solamente con Brasil. Su otro gran socio comercial, Argentina, tiene históricos problemas de trabas comerciales con los gobiernos de este lado del Plata.

Para afrontar estas desigualdades, Uruguay cuenta con la ventaja del secreto tributario y la atribución de las socciedades anónimas, cuyos alcance son seriamente cuestionados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), organismo rector en materia de transparencia financiera internacional.

En las últimas horas, el gobierno fue enterado de la orden de OCDE para brindar datos tributarios a Argentina e implementar cambios en el régimen de sociedades anónimas, so pone de volver a integrar las listas negras de países poco transparentes con lo que ello conlleva a la hora de conseguir inversores de primer nivel mundial.

Hasta ahora Uruguay ha sorteado la situación y el país se encuentra en plan de salir de la "lista gris" en que se encuentra.

Esta obligación del país contrasta con las sistemáticas asimetrías comerciales que se tienen con Argentina.

En el primer semestre del año Uruguay exportó a Argentina productos por 278 millones de dólares, lo que representó un alza de 17,9% respecto al año anterior y un 7% del total de las ventas al exterior, según datos del instituto Uruguay XXI divulgados por la agencia AFP en julio.

A su vez, Argentina fue el principal origen de las importaciones: las compras en ese país ascendieron a 889 millones de dólares, un 22,3% del total y en alza de 43,8% respecto a 2010.

Los diplomáticos uruguayos debieron afrontar una nueva limitación a las importaciones que impuso Argentina. Según esta norma, las empresas importadoras deben exportar por el mismo valor por el que compraron en el exterior, según explicó el presidente de la Cámara de Industrias del Uruguay (CIU), Washington Burghi.

En aquel momento Burghi consideró que las más afectadas por este medida serían las pequeñas y medianas empresas, y se refirió a los sectores madera, vidrio y loza sanitaria. 

Y AHORA BRASIL. Trascendió que Brasil planteará que desde noviembre los proveedores deberán vender productos automotrices en Brasil con 65% de autopartes fabricados en la región.

La medida engloba a automóviles, tractores, autobuses, camiones y vehículos comerciales ligeros y se aplicará hasta el 31 de diciembre de 2012.

La decisión de Brasilia ha generado inquietud en el sector automotriz uruguayo, que cada año exporta a Brasil unos 15.000 vehículos por un valor global de 150 millones de dólares y da empleo directo a mil personas, informó Efe.

Una de las empresas afectadas, EFFA, de capital chino, anunció el jueves el cierre temporal de su planta armadora en el departamento de San José.

Uruguay confía en que Brasil cumpla con los "compromisos asumidos" en el seno del Mercosur y abandone las prácticas "proteccionistas" que afectan a los países del bloque, según señaló hoy el ministro de Economía, Fernando Lorenzo.

El ministro afirmó, tras participar en un seminario del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) sobre estrategias de apoyo a la integración competitiva regional y global, que la decisión brasileña de aumentar los aranceles a la industria automotriz va en contra de los acuerdos del Mercosur y dañan las inversiones presentes y futuras en Uruguay.

"Sin ninguna abstracción, cuando en Uruguay se realizan proyectos de inversión para exportar, estos tienen como horizonte países donde los productos se pueden colocar, y si hay prácticas proteccionistas aplicadas por uno de los mercados es un prejuicio evidente no solo para quien ya invirtió sino una señal relevante para aquellos que aún no tomaron la decisión de hacerlo", dijo Lorenzo.

Dejá tu comentario