Nacional

Según Ahunchaín barras de Peñarol trataron “en buenos términos” a jugadores

Así se refirió a las dos veces que los barras ahora detenidos fueron a pedirle entradas al plantel. Pero Ahunchaín no estuvo en esas “conversaciones”.

El gerente deportivo de Peñarol Juan Ahunchaín aseguró que los barras bravas del club que fueron a pedirle a los futbolistas 400 entradas para el clásico lo hicieron sin amenazas y “en buenos términos”.

Ahunchaín dijo esto a la salida del juzgado donde este jueves declaran como indagados al menos ocho barras bravas de Peñarol por su presunta vinculación con el narcotráfico y la extorsión a jugadores y dirigentes del club aurinegro.

Según el gerente deportivo de Peñarol (que acompañó al juzgado a los jugadores Marcel Novick y Maximiliano Perg, citados como testigos), el fiscal y el juez “simplemente querían saber si la hinchada había estado en los Aromos previo al clásico”.

“No fuimos amenazados. Fueron a pedir 400 entradas y que los jugadores hablaran con los dirigentes para la posibilidad de conseguir esas entradas, pero amenazas no hubo”.

Ahunchaín dijo que los barras bravas fueron el miércoles 23 a pedir las entradas y el jueves 24 “a buscar la respuesta”.

“Los jugadores no manejan entradas”, aseguro el funcionario a la prensa mientras Novick y Perg se iban del juzgado acompañados por el dirigente aurinegro y abogado Jorge Barrera.

También dijo que para comprar “fuegos artificiales” (prohibidos por la Policía en los estadio) Peñarol “les da una camiseta para que la sorteen”.

“Fue en buenos términos”, reiteró Ahunchaían consultado acerca del presunto “aprete” de los hinchas al plantel principal de Peñarol.

Pero agregó: “Yo no los conozco, normalmente no tengo trato con los hinchas. Yo no estuve en la conversación de las entradas, la conversación fue con los jugadores”.

“Pasó puntualmente para este clásico en el sentido de que querían entradas. Los jugadores les manifestaron que no tenían entradas”, agregó.

Esto ocurrió porque los dirigentes de Peñarol resolvieron no dar más entradas a los barras bravas para que repartan entre la hinchada, decisión esta tomada antes del clásico que luego se debió suspender por disturbios en la tribuna Amsterdam, donde estaba la barra aurinegra.

Dejá tu comentario