Nacional

¿Quién es "El Papo?: socio de Peñarol desde 2011 entraba gratis a partidos

Antes de entrar a la Ámsterdam, la Policía lo cacheó tres veces. Tras la detención de tres referentes, recibió la orden de empezar los disturbios

"El Papo", procesado por tirar una garrafa desde lo alto de la Ámsterdam, pertenece a un sector de la barrabrava de Peñarol llamada "las 40" y está en una lista de hinchas que entraban a los estadios sin pagar.

A los 26 años, "El Papo" no registraba antecedentes. Pero el domingo, enojado por la detención de tres "referentes" de la barra, y por los cánticos de la hinchada de Nacional, decidió tirar una garrafa de trece quilos sobre policías de la Guardia republicana que estaban abajo.

El juez penal Gustavo Iribarren lo procesó con prisión por homicidio muy especialmente agravado en grado de tentativa y por un delito de receptación, a pedido del fiscal Juan Gómez.

Según El Observador, la facción "las 40" tuvo como líder indiscutido a "El tato", preso en 2008 por narcotráfico y sobreseído en 2010.

En octubre de 2015, fue acribillado en el barrio 40 Semanas, donde vivía con su esposa, que un año después apareció calcinada tras haber sido secuestrada en su casa.

"El papo" y él se conocían bien porque eran del mismo barrio.

En 2011, Peñarol le pidió al Tato que fuera uno de los referentes de la seguridad dentro de la barrabrava y al que entregaba entradas. A partir de ese momento, le ofreció al joven que tiró la garrafa recibir booletos gratis para los partidos, según pudo saber El Observador.

La entrega de entradas por parte de los clubes es uno de los nudos gordianos de la violencia en el fútbol, y la prueba de que los dirigentes han colaborado históricamente en el desarrollo de la criminalidad organizada.

El gerente deportivo Juan Ahuntchain admitió que el jueves último bara bravas se presentaron en Los Aromos para reclamar entradas a los jugadores.

Esta vez la directiva se había negado a entregarlas en forma gratuita.

El domingo, al "Papo" lo cachearon tres veces antes de entrar a la Ámsterdam.

Allí se enteró vía celular de lo que estaba pasando afuera. Según El Observador, recibió la orden desde afuera de empezar con los disturbios.

De acuerdo a fuentes de la investigación a partir de ese momento vinieron los saqueos de puestos de comida y bebida, las puertas de la tribuna Ámsterdam se cerraron y la garrafa llegó a sus manos.

Así como una foto congeló a la garrafa en el aire, otra sacada desde adentro fue clave para reconocerlo.

 

Dejá tu comentario