Nacional

Jueza Gatti pedirá extradición de Santos tras feriado de Carnaval

El empresario argentino sospechado por vínculos con la red de prostitución VIP fue detenido por Interpol y liberado por la justicia argentina, en calidad de "emplazado".

 

La jueza del crimen organizado, Graciela Gatti, que había solicitado hace pocos días a Interpol la detención del empresario argentino Leandro Santos, vinculado al mundo del modelaje y sospechado de estar vinculado con una red de prostitución VIP, solicitará tras el feriado de Carnaval que se inicie el proceso de extradición, informó a Subrayado el Dr. Raúl Oxandabarat, vocero de la Suprema Corte de Justicia.

 Santos fue detenido en Buenos Aires en la noche del viernes por efectivos de Interpol dando cumplimiento al mandato de la Justicia uruguaya, y fue puesto a disposición de la Justicia argentina, que decidió su libertad en la madrugada del sábado pero en calidad de "emplazado" porque el pedido de extradición para ser juzgado por la Justicia uruguaya llegará en los próximos días.

El propio Raúl Oxandabarat confirmó que tras el feriado de Carnaval la Dra. Gatti realizará el pedido de extradición a la justicia del vecino país.

El procedimiento realizado por Interpol fue para localizar y detener a Santos e informarle de la situación judicial en Uruguay. La justicia de Argentina podía dejar al imputado detenido a la espera del inicio del proceso o dejarlo en libertad, pero en calidad de emplazado, tal como sucedió.

Oxandabarat explicó que la extradición es un proceso, el inicio de una instancia de juicio, y el punto de partida es el pedido de extradición, cosa que sucederá la semana próxima.

La justicia argentina dejó en libertad a Santos pero emplazado y con el compromiso de estar a disposición cuando sea requerido. Si no se presenta en las instancias futuras, debe ser conducido por la policía.

El vocero de la Suprema Corte dijo que los convenios y acuerdos de cooperación entre Argentina y Uruguay hacen suponer que el proceso será ágil. De todos modos, dijo que estas instancias llevan un tiempo considerable.

Para poner un ejemplo, un proceso de extradición en Uruguay puede durar un año en la primera instancia, otro año en la segunda instancia de apelación y otro año adicional si llega a instancia de Casación. 

Dejá tu comentario