Nacional

Historiadora y extupamara pide "cautela" por aparición de Amodio

Clara Aldrighi dijo que no se ha intentado demostrar mínimamente que se trate de una "sustitución de identidad" o de una operación de "desinformación" de servicios

La historiadora Clara Aldrighi, una de las principales investigadoras de la historia reciente del Uruguay, afirmó que hay que tomar con cautela esta “reaparición” del extupamaro Héctor Amodio Pérez, ya que la persona hasta el momento no ha intentado “mínimamente demostrar que no se trata de una sustitución de identidad”.

Aldrighi, autora de varios libros sobre la llamada guerra sucia, dijo a Búsqueda que si se comprobara que los mensajes provienen efectivamente de Amodio “deben ser contrastados muy rigurosamente con otras declaraciones”.

“Esta persona estuvo vinculada -no sabemos por cuántos años- a un servicio de inteligencia. La abundante bibiliografía existente sobre los servicios secretos a nivel mundial demuestra que algunos de sus funcionarios son expertos en elaborar lo que llaman “desinformación”, esto es artículos de prensa, declaraciones y otros textos de difusión pública, que combinan numerosas informaciones verdaderas para dar verosimilitud al conjunto, con otras totalmente falsas pero que responden a una finalidad política”, dijo la docente de la Facultad de Humanidades.

Aldrighi comentó que Amodio ya tiene antecedentes en ese sentido. El libro que escribió en 1972 en el batallón, dijo la investigadora, estaba “muy bien escrito”, pero era “un compendio de informaciones exactas acompañadas de medias verdaderas y falsedades. Estas últimas dirigidas en general a sus “adversarios” -que los tenía- en la dirección del MLN. Puede pensarse, por ende, que ese estilo original perdura hoy en día”.

Aldrighi integró el Movimiento de Liberación Nacional Tupamaros y hoy es docente de Historia Contemporánea en la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación (Universidad de la República). Fue autora de “Memorias de insurgencia” y “El Caso Mitrione”, entre otras obras.

FOTO: Diario El Observador, que estableció contactos con Amodio y divulgó por primera vez la existencia de las cartas.

Dejá tu comentario