Sociedad alerta | menores | desaparecidos

Diputado propone instalar sistema de alerta rápida ante menores desaparecidos

El proyecto del nacionalista Rodríguez Hunter estipula la difusión de fotos en medios, cartelería y avisos en peajes, aeropuertos, puertos y pasos de frontera.

El diputado del Partido Nacional, Álvaro Rodríguez Hunter, presentó un proyecto de ley para implementar en Uruguay el sistema internacional de Alerta Amber ante la desaparición de niños en el país.

Este sistema de alerta surgió en Estados Unidos debido a la desaparición y muerte de Amber Hagerman, una niña de 9 años, secuestrada cuando jugaba con su hermano en los suburbios de Dallas, Texas, el 12 de enero de 1996. Amber fue encontrada muerta cuatro días después.

La falta de un sistema efectivo con alertas tempranas para la búsqueda y localización de menores desaparecidos culminó con la creación de la Alerta Amber, un acrónimo de America's Missing: Broadcast Emergency Response.

Rodríguez Hunter considera que la búsqueda temprana de menores de edad ausentes requiere la existencia de un sistema coordinado de distribución de información, por todos los medios de difusión posible, que permita la rápida localización del menor y su retorno seguro al entorno familiar y/o institucional.

El proyecto establece que el sistema de Alerta Amber estará a cargo del Ministerio del Interior en coordinación con la Fiscalía, Poder Judicial y Sistema Nacional de Emergencias (SINAE), con comunicación a los Pasos de Frontera.

Una vez que la Policía, Fiscalía o Justicia reciba la denuncia de un menor ausente, se adoptarán medidas inmediatas y en ningún caso se deberá esperar el transcurso de un plazo. Antes de lanzar la alerta se deberá contar con el consentimiento del padre, madre, tutor, o familiar directo hasta el segundo grado de consanguinidad.

El proyecto estipula que dentro de las dos horas siguientes a la denuncia de ausencia del menor, se deberán haber difundido mensajes para la localización de la persona desaparecida, a través de los medios de comunicación radiales, televisivos, por cable, empresas operadoras de telefonía, redes sociales, cartelería en la vía pública, y avisos en todos los peajes de las rutas nacionales, aeropuertos y puertos del país, y pasos de frontera.

Para Rodríguez Hunter, la adecuación a los avances tecnológicos “resulta muy importante” para realizar la búsqueda de personas ausentes. El proyecto apunta a la necesidad de incorporar tecnología que permita establecer en imagen el envejecimiento facial teniendo en cuenta el tiempo transcurrido, ya que muchos casos de ausencia son de larga data, y las fotos con las que se cuentan para el eventual reconocimiento de un ausente no reflejan cómo podría ser su apariencia actual.

El Ministerio del Interior deberá implementar una aplicación para los distintos sistemas operativos de telefonía móvil. Se establece que los funcionarios no se podrán negar a recibir una denuncia de desaparición o ausencia, so pena de incurrir en falta grave.

Dejá tu comentario