¿Cuánto cobran "famosos" de la TV argentina por ir a un evento?

La uruguaya Mónica Farro, que en estos días no está en el candelero, es de las celebrities más en precio. Una cotización en alza depende de la suerte...y la desgracia

¿A usted no le gustaría que le pagaran por ir a un boliche, o a un lanzamiento de una marca? ¿Qué tal le vendría sacarse unas fotos y firmar unos pocos autógrafos, y al cabo de unos minutos facturar unos cuantos miles de dólares?

Bueno, es el beneficio de ser una veloz celebridad de la TV argentina, una moda que todavía es incipiente en Uruguay, pero que ya toca a unos privilegiados compatriotas. Y si no hubiera dinero de por medio, porque el rating no está del lado del famoso, buenos son los canjes.

Lo cierto es que quienes están en el ranking mediático pueden facturar más allá de lo artístico, con su sola presencia, por obra y gracia de los consumidores de famosos.

A modo de ejemplo, la vedette Mónica Farro cobra 3.000 pesos argentinos, unos 12.000 uruguayos, por  hacer un acto de presencia en un lugar nocturno o asociarse a una marca, según un informe de este fin de semana del medio argentino Perfil.

Y Farro no es de los más caros personajes mediáticos.

El contrato depende en gran medida de los éxitos de cartelera artística, o en los fracasos de la vida amorosa. Todo depende de si los medios están o no están hablando de uno.

Después de su ruptura con Diego Forlán, la modelo Zaira Nara aumentó cachet ante cualquier convocatoria, agrega la publicación.

El año pasado la menor de las Nara, inmediatamente después de la ruptura con el futbolista, aumentó el 10% su cachet por aparecer delante de un banner de una conocida marca de zapatillas que ella representa.

Los galanes Gonzalo Heredia y Luciano Castro cobran hasta 40.000 pesos por un acto de presencia. Claro, están en el candelero y mientras el rating los acompañe podrán darse el lujo de no mover un músculo por menos de esa cantidad.

El pasado 25 de febrero, estalló la polémica cuando se supo que Paula Chaves y Peter Alfonso -dos satélites del planeta Tinelli-  pidieron 30 mil pesos para participar de una fiesta de una publicación.

La parejita del momento finalmente no “arregló” y brilló por su ausencia, informa Perfil.

“El aumento depende siempre del momento mediático del famoso. Cuando el personaje está estallando en el horario central de la televisión, pide una cosa. Seis meses después, cuando no está en ningún lado, es otra realidad. Las cifras van y vienen”, dijo una fuente de reconocida agencia de relaciones públicas a ese medio argentino.

Afortunado en los viáticos, desafortunados en el amor. El factor prensa rosa también incide a la hora de cobrar buen dinero extra.

La separación de los primeros actores Nicolás Cabré y Eugenia Tobal surtió buenos dividendos para ambos, más allá de las consabidas lágrimas del desamor.

Cabré -un artista famoso alérgico a los periodistas- cobra 30.000 pesos por mostrarse en cualquier lugar. A su ex no le va nada mal: 10.000 por unos minutos de sonrisas y buena onda en cualquier lanzamiento.

Eugenia Suárez, la tercera en discordia del ex matrimonio, ya  cotiza de un día para el otro en 8.000 pesos por poner su hermoso rostro en el evento que sea.

A veces es el propio famoso quien impone una cifra muy alta, sólo para negarse a ir a una marca con la que no le interesa estar relacionado.

En otras ocasiones ellos van por su cuenta sin cobrar nada a cambio.

Ricardo Darín, el actor top de la Argentina, cobra pocas veces, porque no le gusta mucho salir de su casa. Cuando lo hace cobra caro.

Otra veces, sin embargo, va a algunos lugares en forma gratuita simplemente porque disfruta de la actividad. Un ejemplo: la Copa Davis. Ningún sponsor tuvo que convencer a Darín de ocupar una silla en la tribuna y posar para las fotos con su consabido buen humor.

El fenómeno alcanza a todo tipo de personajes. La bailarina Silvina Escudero, desde que pegó el salto de la mano de su romance con Matías Alé, cobra 10 mil pesos, según el sondeo de esta publicación.

Tito Speranza, que empezó siendo patovica del mediático Ricardo Fort, o sea nadie, este año fue una de las “sensaciones” en Carlos Paz junto a Flavio Mendoza. Ambos aumentaron el 20% su cachet.

Siguiendo con el “clan Tinelli”, Aníbal Pachano cobra 14.000 pesos por evento, Mariano Iúdica 10 mil y la bella Cinthia "hilo dental" Fernández pide 7.000 para estar de cuerpito gentil en un lanzamiento o actividad social.

Todo depende, como dijo alguna vez Oscar Wilde, de que los demás hablen de uno. No importa si bien o mal. 

Dejá tu comentario