Capriles contento porque Chávez por fin lo llamó por el apellido

Luego de meses de llamarlo "majunche", "la nada", "candidato de la extrema derecha" y "cerdo", entre otros epítetos, este lunes finalmente le dijo “Capriles”.

 

El ya excandidato presidencial opositor venezolano Henrique Capriles manifestó este martes entre risas que se sentía contento de que el presidente del país, Hugo Chávez, por fin lo llamara por el apellido en una conversación en la que le reiteró al jefe de Estado su disposición al diálogo con el Gobierno.

"Le dije ayer al presidente de la República que yo me contentaba mucho que después de muchos meses me llamara por el apellido", dijo Capriles, al comentar la charla que mantuvo este lunes con Chávez tras las elecciones del domingo, en las que el presidente logró renovar su mandato durante seis años más.

"Yo estaba así con el teléfono", declaró Capriles entre risas, fingiendo tener un teléfono en la mano lejos del oído y diciendo que pensó: "vamos a ver cuál de los sobrenombres es el que me va a decir".

Chávez llamó ayer a Capriles e hizo pública la conversación en un mensaje en la red social Twitter hablando del candidato por su apellido, después de meses refiriéndose a él como "majunche" (mediocre), "la nada", "candidato de la extrema derecha", "cerdo" y otros epítetos pero jamás por el nombre.

Ya en tono más serio, el líder opositor indicó que la charla fue "muy como tiene que ser una conversación telefónica entre dos personas que tienen una responsabilidad frente al país"."Le insistí mucho en el diálogo, en la unidad del país", declaró, al comentar que se tuteó con el presidente.

"Me dijo que yo había hecho un esfuerzo muy grande, que los hice moverse", añadió.

Indicó que hablaron sobre "aislar a los sectores radicales", algo con lo que está de acuerdo, dijo, al tiempo de recordar al mandatario que él era "el que manda de aquel lado".

Afirmó que está "en plena y completa disposición" de ir al diálogo y que ponía "a la orden del Gobierno" sus propuestas de campaña para dar respuesta a los problemas de educación, seguridad o empleo.

No obstante, Capriles, que logró alrededor de 6,5 millones de votos en las urnas frente a 8 millones de Chávez, indicó que el presidente debe comprender que "no está conversando con la vieja política" y "no se trata de ir a Miraflores (palacio de Gobierno) a tomar un café" y hacerse una foto.

Agregó que el diálogo tiene que ser con el pueblo venezolano. "Nuestro interés es que el diálogo sea con el sector privado por ejemplo", agregó.

Desveló que la comunicación se estableció a través de su jefe de campaña, Armando Briquet, ya que él no usa celular, "porque usted sabe que aquí usted habla cualquier cosa y lo graban", explicó.

EFE

Dejá tu comentario