Nacional

"Vamos a competir con un candidato grande y cansado"

El presidenciable blanco Jorge Larrañaga definió así a Tabaré Vázquez. Dijo que sólo él le puede ganar en 2014. Cree no ser el "candidato de los poderosos"

 

El precandidato presidencial del Partido Nacional, Jorge Larrañaga, dijo saber que “no es el candidato de los poderosos” y advirtió que sólo él es capaz de enfrentar con éxito la eventual postulación de Tabaré Vázquez en 2014.

Larrañaga, de 56 años, es el favorito según la intención de voto de todas las encuestas. Quien hasta ahora representaba a las nuevas generaciones de blancos, seguramente deberá enfrentar en las elecciones internas a Luis Lacalle Pou, de 39 años, hijo del expresidente, que propone una renovación de las tradiciones del herrerismo.

Aunque prefirió no hablar de este último, en una extensa entrevista concedida al semanario Búsqueda el líder de Alianza Nacional señaló que una victoria “de una propuesta conservadora desde el imaginario colectivo”, sólo se “robustecerá” al Frente Amplio.

El senador identificó a Vázquez como el verdadero rival a vencer. “Vamos a competir contra un candidato grande y cansado. Sería candidato con 74 años y en caso de ser presidente saldría con 80 años. Cansado, porque presenta un equipo viejo y dividido en lo conceptual, ideológicamente agotado”.

Según Larrañaga, la imagen del expresidente está dañada y “con fuertes cuestionamientos” por el Caso Pluna.

En cambio, no ahorró elogios para sí mismo. Dijo encabezar “una propuesta plural y moderna” y tener “ese valor acumulado de madurez y de esfuerzo”.

“No tengo que dar examen, porque además he sido un nacionalista probado en la victoria o en la derrota”, añadió.

ANTIVALORES. El exintendente de Paysandú dijo estar preocupado por los “antivalores” instalados por el Frente Amplio en el gobierno. En ese sentido señaló los peligros de la cultura del “pobrismo” que “castiga el éxito”, y “donde no se premia el trabajo” ni la recuperación del “respeto de hijos con padres” y de “alumnos con profesores”.

Larrañaga dijo ser la única candidatura que puede ganarle a Tabaré Vázquez en 2014, aunque no sea el “candidato de los grandes poderosos”.

Sobre la eventual interna del Partido Nacional, optó por no anticiparse a una polarización como la que ocurrió entre él y el expresidente Luis Alberto Lacalle en 2009.

Sin embargo, dijo que aquella derrota le dejó reflexiones. “En la determinación del candidato hubo sin dudas influencias externas a nuestro partido. Basta analizar la cifra que obtuvieron los distintos sectores del Partido Nacional con votos no obligatorios en la interna y lo que sacaron con el voto obligatorio para darse cuenta que existió una gravitante presencia externa en la elección del candidato único. Esto veremos cómo lo vamos a neutralizar. Es importante que el Partido advierta estos riesgos”.

No descartó además que, en caso de ser triunfador en las próximas internas, ofrezca la candidatura a la vicepresidencia al postulante de Unidad Nacional. “Todo es posible”, dijo.

Atribuyó la falta de crecimiento electoral del Partido Nacional desde hace tiempo a que las candidaturas únicas no han sido dilucidadas.

Sobre la fuga de dirigentes hacia el herrerismo -un caso reciente es el del diputado Javier García- aseguró que “las puertas de los partidos son giratorias”. “Son como las puertas de los bancos, unos entran y otros salen. Uno ha visto de todo”.

 

FOTO: www.alianzanacional.com.uy

Dejá tu comentario