Nacional

Tripulantes de crucero con gripe B permanecen en Montevideo

El médico del crucero pidió que los tripulantes que fueron examinados y dados de alta, queden en Montevideo bajo la supervisión de un coordinador de salud de la compañía.

El capitán del crucero MSC Armonía, que atracó este martes en el puerto de Montevideo con algunos tripulantes que presentaban síntomas de afecciones respiratorias, hizo caso a la recomendación del jefe de los servicios médicos del buque y determinó que queden en Montevideo, en un hotel céntrico y bajo la supervisión de un médico de la compañía, aún cuando la institución realizó los exámenes correspondientes y les dio el alta médica para continuar con el itinerario.

El Director General de la Salud, Yamandú Bermudez, dijo a Subrayado que los siete tripulantes del crucero MSC Armonía permanecerán en observación en Montevideo y volverán al crucero el 24 de febrero cuando el buque toque puerto en Punta del Este

El infectólogo de la institución, el Dr. Eduardo Savio, informó que los exámenes realizados no mostraron complicaciones de gravedad, se realizaron los estudios clínicos y paraclínicos correspondientes y se determinó que podían continuar el viaje del crucero, bajo vigilancia de los médicos de la compañía.

Por tal motivo, se les dio el alta y de hecho desde la institución se libró una comunicación dando cuenta de la situación. Sin embargo, hubo una contramarcha porque el jefe del equipo médico de la compañía cruceristas quiere que queden en Montevideo descansando y recuperándose y volverán al buque cuando regrese a Punta del Este.

El Hospital emitió esta tarde un comunicado que dice lo siguiente: "En el marco de la atención regular que Mutualista Hospital Evangélico realiza a tripulantes y pasajeros de las diferentes compañías de cruceros que arriban a nuestro país, en el día de hoy fueron recibidos 7 tripulantes en la emergencia de nuestra Institución.

Una vez realizados los análisis clínicos y paraclínicos se  detectó  que no existen elementos que motiven la internación de estas personas, por los que se les autorizó el seguimiento con el médico de la compañía".

AMARRAS. El barco en el que una persona murió por gripe B fue controlado por el MSP. Siete personas que presentaban síntomas fueron evaluados y estudiados en el Hospital Evangélico, que es la mutualista con la que tienen convenio los cruceros.

Una camarera brasileña de 30 años, integrante de la tripulación del crucero MSC Armonia, propiedad de la compañía Mediterranean Shipping Company, murió el sábado en Santos (Brasil), por un cuadro respiratorio grave.

Según el comunicado que emitió el hospital donde atendieron a Fabiana dos Santos Pasquarelli, la mujer murió por un cuadro de influenza tipo B.

Este virus es menos frecuente y menos agresivo que el tipo A.  “Se trata de un virus con menor impacto para causar pandemias”, informó el comunicado.

En el barco viajaban 720 tripulantes y 2.000 pasajeros. El mismo hospital informó que diez personas debieron ser atendidas por presentar síntomas aunque la empresa asegura que fueron siete y que fueron dadas de alta.

La embarcación está amarrada en Montevideo y hoy a última hora seguirá para Buenos Aires.

El barco llegó sobre las ocho de la mañana y personal del Ministerio de Salud Pública de Uruguay ingresó al buque para comprobar la situación de los pasajeros. El capitán, mediante una declaración jurada, presentó a las autoridades un informe con el estado de salud de los turistas y tripulantes.

Siete personas registraban síntomas y fueron derivadas a un neumólogo. El resto de los turistas bajaron de la embarcación para recorrer Montevideo.

El director de Salud, Yamandú Bermúdez, aseguró a Subrayado que "no hay una situación de alarma ni riesgos de contagio en la población". "Las personas que presentaban síntomas fueron atendidas" y quienes no tenían problemas pudieron bajar del buque. Bermúdez dijo que los pacientes controlados no presentaron cuadros graves por lo que seguramente seguirán el viaje.

El crucero termina en seis días en Santos, con paradas en Punta del Este y Sao Francisco do Sul.

La camarera ingresó al hospital el miércoles con trastorno respiratorio agudo y murió 48 horas después. Cuando el crucero llegó otra vez a Santos después de navegar tres noches con paradas en Isla Grande y en Ilha Bela, le informaron a los pasajeros que no podían descender. 

Dejá tu comentario