Nacional

Robaron un comercio en Tacuarembó: ya hay 29 procesados

Tres de los detenidos fueron a prisión, en tanto el resto trabajará para la Intendencia durante 60 días. Una red de compra de artículos robados conmovió a la ciudad

Un hombre de 31 años fue ayer el último procesado hasta el momento por la adquisición de mercaderías hurtadas al comercio ubicado en el centro de Tacuarembó dedicado a la venta de electrodomésticos y artículos para el hogar.

Se trata de M.D.M.N., uruguayo, soltero, sin antecedentes penales. Fue procesado sin prisión por "receptación", aunque la justicia le dictó medidas sustitutivas: nueve horas semanales de trabajo voluntario para la Intendencia local durante un plazo de 60 días.

Hasta la fecha han sido procesadas 29 personas por estos ilícitos denunciados ante la Dirección de Investigaciones que ha logrado su rápido esclarecimiento. Se trata de personas que no tenían antecedentes penales y casi todos son jóvenes.

Apenas tres de los procesados terminaron en prisión. Dos de ellos eran empleados de la firma.

El hecho causó conmoción en Tacuarembó al desarticularse "el negocio".

El robo tuvo lugar el 30 de marzo. Según se detalló, el botín consistió en  8 cámaras de fotos digitales, cargadores de batería de notebook, 20 celulares BlackBerry, discos duros portátiles, lámparas de infrarrojo, memorias de 4 y 16 gigas, pendrive de 4 y 8 gigas, planchas de pelo, Play Station 2 y 3, relojes pulsera, un Led 32 pulgadas, 3 cámaras filmadoras,  y un secador de pelo.

La empresa Crespi Electrodomésticos-instalada en la ciudad desde 1961- lamentó lo sucedido en un comunicado.

Puso énfasis en que la "enorme traición" de los dos procesados que eran funcionarios no significa "pérdida de confianza" para el resto del personal de la empresa.

Además de condenar la compra de artículos robados, la compañía también llamó la atención por la gran cantidad de procesamientos de personas jóvenes que ven ahora sumar "a sus curriculum" un procesamiento "con los inconvenientes que ello implica" a la hora de conseguir un trabajo o buscar oportunidades en la vida.

 

EL COMUNICADO

Ante los hechos ocurridos en nuestra empresa que hoy son de conocimiento público, desde Crespi Electrodomésticos deseamos realizar las siguientes precisiones:

a) Las personas vinculadas y procesadas por este caso que cumplían y/o cumplieron tareas en la empresa son 2 (dos). Lo ocurrido con estos casos significan para la dirección de la empresa, así como para todo el equipo de trabajo, una enorme traición a la confianza en ellos depositada, y nos obliga a revisar y replantear procesos que obviamente deben ser mejorados en su control, pero de ninguna manera significan la pérdida de confianza para los hoy funcionarios de la empresa, quienes desde cada uno de sus puestos de trabajo han escrito y seguirán escribiendo la historia de la empresa en lo que han sido sus primeros 50 años de vida. La confianza es una herramienta fundamental en nuestra manera de entender la gestión de la empresa, y el descubrir que con alguien nos equivocamos, sólo debe enseñarnos que debemos ser más precisos en la selección, pero no inhabilita a la misma.

b) Con honda preocupación analizamos el gran número de implicados en el caso por el delito de receptación, muchos de los cuales son personas jóvenes, que a su corta edad están incluyendo en sus “curriculums de vida” un procesamiento, con los inconvenientes que ello significa, y todos son tacuaremboenses que se han prestado, sabiendo y/o desconociendo el origen, para que este tipo de delitos de hurto y estafa se cometan. Solo si como sociedad condenamos estas prácticas podremos contribuir, porque si no hay mercado a quien vender, muy seguramente desaparecerá el hurto que lo abastece, que en este caso incluía electrodomésticos, pero que son prácticas que se pueden presentar en los más variados rubros.

c) Por último y no por ello menos importante, por esta vía la familia Crespi Paciel, desea agradecer:

1) la gran labor de la Dirección de Investigaciones de la Jefatura de Policia de Tacuarembó a cargo del comisario José Mª Rodriguez.

2) La enorme solidaridad recibida desde todo el país, desde colegas, proveedores y básicamente del gran pueblo de Tacuarembó.

3) La solidaridad y compromiso de todos quienes conforman nuestro Gran Equipo de Trabajo y que han sufrido estas horas casi o tanto como nosotros.

Muchas gracias.

Hebert, Mauricio y Marcelo Crespi 

Dejá tu comentario