Nacional

Recluso muerto protagonizó fuga del Comcar en noviembre

Eduardo Brasil Sastre tiene un oscuro pasado. Fue quien mató al policía que custodiaba una remesa de UTE en 2007 y protagonizó frustrada fuga del Comcar en 2011.

 

El recluso que protagonizó este hecho sangriento se llama Eduardo Guillermo Brasil Sastre, de 31 años, quien estaba recluido en el Penal de Libertad por homicidio. Además, había participado de varios intentos de fuga, el último antecedente data de un espectacular operativo en el Comcar en noviembre.

Eduardo Guillermo Brasil Sastre tiene oscuros antecedentes. Fue el delincuente que asesinó al agente Danilo García, durante un intento de rapiña a una remesa de UTE en la zona de San José de Carrasco en diciembre de 2007. En esa instancia fue procesado por homicidio muy especialmente agravado. Este sujeto ya poseía antecedentes penales por lesiones y copamiento.

En aquel momento la policía le dio captura en una vivienda de La Teja, durante una investigación que se realizaban por el crimen de un joven de 19 años de edad, cuyo cuerpo con un disparo en la cabeza, fue hallado en un apartamento del complejo Verdisol.

En el domicilio de Brasil Sastre se encontraron chalecos antibalas, capuchas y dos pistolas calibre 9 mm. Una de ellas pertenecía al policía Danilo García y le fue robado luego de que le dispararan y mataran en el asalto a la remesa y la otra era de un efectivo de Automotores a quien hirieron cuando atracaron la remesa de un frigorífico.

Brasil Sastre solo se limitó a decir que había adquirido esas armas en una feria y desconocía la procedencia de las mismas por lo que fue procesado por receptación.

Los trabajos de balística permitieron establecer que con la pistola que le fue robada al agente García, se dio muerte al joven en el apartamento.

El Yiyo" -como le dicen sus amigos- participó de una fuga junto con Carlos García Madruga, con quien planeaba formar una banda para hacer copamientos y rapiñas.

García Madruga destacó por una decisión radical para escapar: se puso un cable pelado en la boca que le desfiguró el rostro. Al ser internado en el Centro Nacional del Quemado, redujo a un policía y escapó, siendo recapturado semanas después.

FUGA NOVIEMBRE. El recluso que murió es el mismo que lideró una famosa y frustrada fuga del Comcar el pasado 16 de noviembre. Cuatro presos armados se fugaron aquel día en un camión del Ministerio del Interior con cinco policías de rehenes que salieron prácticamente ilesos. Los convictos fueron recapturados enseguida.

El hombre a quien los policías levantaron herido de entre los pastizales el 16 de noviembre, era el ahora fallecido Eduardo Brasil.

Tenía las piernas ensangrentadas a causa de un balazo policial recibido al abandonar el camión en el que habían salido del penal. Eduardo Brasil fue el último atrapado de los cuatro fugados.

Unos cuarenta efectivos empezaron a barrer el campo a media tarde con la prioridad de capturarlo con vida. Lo descubrieron enseguida, agazapado en el suelo a metros del camino Las Flores cerca de ruta 1, con una pistola cargada y un arma blanca casera.

No tuvo tiempo, ni energía para reaccionar. Lo trasladaron de urgencia, desangrándose en una camioneta a recibir atención médica.

Una hora y media antes los cuatro presos habían asaltado un camión dentro de la cárcel tomando a cinco policías de rehenes: dos en la caja y tres en la cabina, incluido el chofer al que obligaron a acelerar y embestir los dos portones del Comcar.

El camión recorrió dos cuadras hasta que los propios policías rehenes lograron frenarlo. Ni bien se detuvo, los policías que los perseguían comenzaron a tirotearse con los reos mientras estos corrían hacia los pastizales.

Eduardo Brasil fue baleado en la pierna; un segundo recluso en la cabeza y los otros dos acabaron recapturados pero ilesos. Luego se sabría que hubo una desinteligencia en la ejecución del plan porque quien debía esperar con un vehículo a los presos, se encontraba en un lugar diferente al que pretendían los fugados.

Dejá tu comentario