Nacional

Queman auto del intendente Botana: ¿represalia por despidos?

Días atrás, la comuna despidió a 250 funcionarios. El asunto tensó a la sociedad de Cerro Largo. Dos teorías: vendetta política o la moda del vandalismo juvenil

 

El intendente de Cerro Largo, Sergio Botana, sufrió un atentado que dejó asombrada a la población local: le incendiaron la camioneta en la puerta de su casa. Se cree fue una represalia por el despido de 250 municipales, informa hoy UNoticias.

El Volkswagen Saveiro de Botana apareció envuelto en llamas por un funcionaria policial que pasaba casualmente por la casa del jefe comunal.

El agente logró apagar el incendio y llamó a Botana para notificarlo de la situación.

"Fue una persona bien intencionada a quien no le pareció bien que yo ande en una camioneta tan pobre y quería que la cambiara", ironizó el intendente.

"Tendré que hacer un esfuerzo y comprarme otra", agregó.

Botana no hizo la denuncia policial. Dijo que si fuera algo personal, hubieran tratado de afectarlo "directamente".

El presidente de la Junta Departamental, el nacionalista José Ortiz, comentó que el hecho puede tener relación con los despidos.

El intendente había comparecido ante los ediles para explicar la medida durante la pasada semana.

Después de la sesión, otro edil blanco, Hugo Saravia, justificó el ambiente de tensión que generaron los despidos.

"Si se cesan más de 100 personas con un montón de años de trabajo, gente querida, cómo pasó, es probable que alguna se caliente mucho", dijo.

Saravia detectó en las redes sociales gran enojo con la decisión del intendente, justificada por los problemas financieros de la comuna.

"Como todo líder político, ha creado muchos amigos y muchos enemigos, y creo que esto puede estar vinculado a los ceses", comentó el edil nacionalista.

Más enigmático fue el dirigente de ADEOM Cerro Largo quien calificó de mala coincidencia la situación. "Estas cosas no ayudan en medio de la negociación que tenemos con la intendencia", aseguró.

TERCER ATENTADO EN 15 DÍAS. No es la primera vez que se incendian autos de autoridades en el departamento. A comienzos de junio, los vehículos de los ediles blancos Ary Ney Sorondo y José Ortiz sufrieron un atentado particular: les cortaron a cuchillazos las cubiertas.

En la ocasión, Sorondo pidió la renuncia del jefe de Policía de Cerro Largo, Alberto Camacho.

En los últimos meses decenas de autos han sido incendiados. La explicación oficial son barras de jóvenes que se dedican al vandalismo en horas de la madrugada.

Dejá tu comentario