Nacional

Presidente de SMU sugiere revisar protocolos de seguridad

Martín Rebella señaló que lo que ocurrió llama a discutir sobre los protocolos de seguridad de los pacientes. “No están pensados para evitar asesinatos”, dijo.

 

El presidente del Sindicato Médico del Uruguay, Martín Rebella, explicó cuál es el tratamiento que reciben los pacientes terminales.

“El objetivo del tratamiento en los pacientes terminales, que está protocolizado, es el de aliviar el sufrimiento, pero de ninguna manera acelerar el proceso natural que va a llevar a la muerte del enfermo”, afirmó.

También contó que en el caso de las muertes naturales los médicos tienen “la obligación de firmar el certificado de defunción. Salvo que se sospeche de una muerte violenta”. En el caso de un herido de bala, un apuñalado o un accidentado, quedan eximidos de firmarlo.

Sin embargo, aclaró que deben firmarlo “si un paciente ingresó por cualquier enfermedad a un hospital, a un área de cuidados críticos y fallece”. Incluso, dijo, lo deben hacer si no conocen la causa última de la muerte. “Debemos poner que no conocemos, consignar que no sabemos, pero asumimos que no tenemos sospecha de que no fue una muerte por causa natural”, explicó Rebella.

De todos modos, el profesional recalcó que si se pone en lugar de los médicos de los casos analizados no hubiera pensado que alguien ingresó a matar a los pacientes. “Si yo me pongo en el lugar del colega, trabajando en un área de cuidados críticos, es poco posible que yo plantee que alguien entró para generar un mal y mató al paciente”, afirmó.

Por último, Rebella señaló que lo que ocurrió llama a discutir sobre los protocolos de seguridad de los pacientes. “No están pensados para evitar asesinatos, sino para minimizar los efectos adversos que puedan surgir del acto asistencial”, dijo.

Dejá tu comentario