Nacional

¿Por qué el martes 13 es un día de "mala suerte"?

Los griegos le asignaban los violentos poderes de Marte, asociado a la divinidad de la guerra. No casarse, no embarcarse, no romper espejos, recetas para supersticiosos

"No te cases ni te embarques", "No rompas un espejo", "No cruces por debajo de una escalera", "No cruces un gato negro", "No des comienzo a un nuevo proyecto".

Estas recomendaciones para los martes 13 no son un dogma, pero hay miles de seres humanos que, aunque no crean en la tradición, miran por el rabillo del ojo lo que le sucede a otros, y ni qué hablar si ellos mismo deben vivir una situación así.

Lo cierto es que muchas aerolíneas no tienen fila trece, no tanto por superstición propia, sino  más bien por un problema de mercado. ¿Quién quiere comprar un boleto en ese lugar del avión? ¿Quién querrá estar allí en los ratos de turbulencia?

Muchos arquitectos, tan racionales y cultores de las ciencias exactas, tratan de pasar del piso 12 al 14 para evitar compradores temerosos del número maldito.

¿Será un día de mala suerte el martes 13?

Basta que alguien lo crea para ser así, aunque no tenga ningún asidero científico.

Es bueno no creer en supersticiones, pero que las hay, las hay.

Y no siempre en martes 13. Para los anglosajones el día maldito es el viernes 13.

En cambio, en Italia las jornadas signadas por la fatalidad son los viernes 17.

En cualquier caso, el martes es un día que proviene en su raíz del planeta Marte, la divinidad de la guerra para los griegos. Esos días estaban marcados por la guerra, la violencia y la muerte.

Para los hombres del medioevo, una época dada a las supersticiones, era considerado el día de los maleficios.

También en la antigüedad el número 13 era de mal augurio, porque en la famosa Última Cena de Jesús esa era la cantidad de comensales.

La Kabala sostiene que son 13 los espíritus malignos, y lo mismo sostienen las leyendas nórdicas.

En tanto, el capítulo 13 del Apocalipsis habla del anticristo y la bestia.

En Tarot ese número se corresponde con la figura de la muerte.

Ante un martes 13, muchas personas prefieren quedarse quietas ante lo que indica el calendario.

Los dichos hispánicos abundan en ese sentido y casi todos son coincidentes con la idea de evitar ciertas acciones:  "El martes, ni gallina eches ni hija cases", "El martes, ni hijo cases ni cochino ases", "El martes, ni tela urdas, ni hija cases, ni la lleves a confesar porque no dirá la verdad", "El martes, ni tu casa mudes, ni tu hija cases, ni tu ropa tajes".

Pero estas no son las únicas cosas que se recomienda no hacer un martes 13, tal vez sean las más conocidas. También se aconseja no cortarse las uñas, porque si lo haces "saldrán padrastros".  Tampoco es bueno, según los supersticiosos cortarse el pelo ese día, según consigna este martes una nota del medio argentino Infobae.

Como todo, los extremos son siempre malos. Hay seres humanos que quedan paralizados ante la llegada de un martes 13. La fobia por estos días se lo conoce como Trezidavomartiofobia o Triscaidecafobia.

También, obvio, hay quienes convierten en fortaleza la debilidad de otros. Cómo se explica, entonces, que El Loco Abreu se haya convertido en una leyenda gracias a su número camiseta, presencia constante en su cuenta de Twitter y en su web personal y un símbolo de la suerte del goleador.

Dejá tu comentario