Nacional

Pescador tiene orden de desalojo y pide ayuda para conseguir casa

Albano Silvera vive con su esposa y dos hijas en la playa La Mulata. Ya le llegaron dos cedulones y pide ayuda para encontrar una solución habitacional.

 

Un pescador, que vive con su familia en una playa de Punta Gorda, fue conminado a desalojar el lugar por la justicia y ahora pide ayuda para encontrar una solución habitacional en forma desesperada.

Albano Silvera tiene 23 años y vive en la playa la Mulata de Montevideo, con su esposa y sus dos hijas. Allí su tío había construido una vivienda precaria y cuando este se fue, Albano se quedó en el lugar.

No tiene luz, ni agua corriente y si bien las condiciones de vida no son ideales, se trata de un techo, que lo aleja de la indigencia. Vive de la pesca y de algunas changas que hace en la construcción.

Hace un año y medio que está en lugar, pero el año pasado le llegó un cedulón de desalojo a través del Juzgado de Paz. El día del lanzamiento le dieron una prorroga, y le marcaron nueva fecha.

Esta semana volvieron para desalojarlo, pero los abogados de la Intendencia suspendieron el lanzamiento, ya que Albano no ha conseguido solución habitacional. El problema es que la notificación explicita que pedirán nuevamente el lanzamiento y su situación está incambiada.

"Yo quiero un futuro, no quiero terminar en la calle con mis hijas. Y me da una impotencia bárbara. Si fuera solo es otra cosa, pero no quiero separarme de mis hijas", dijo Albano a Subrayado y pide ayuda a las autoridades conseguir una solución habitacional.

El resto de los pescadores que viven y trabajan sobre la rambla pagan un canon a la IM. Albano solicitó esa solución pero no le fue dada ya que se trata de una vivienda precaria. 

Dejá tu comentario