“No me voy, me van a tener por acá”, dijo Venegas en su despedida

El saliente ministro de Salud reunió este lunes al mediodía a varios de los funcionarios del MSP para despedirse, aunque dijo que seguiría en el Ministerio.

18 de febrero de 2013, 15:07hs

 

Micrófono en mano y con una sonrisa en todo momento, en la sala de conferencias del Ministerio de Salud Pública Jorge Venegas se despidió de los funcionarios de esa secretaría de Estado.

El saliente ministro dijo se va “con la frente amplia y en alto”, aunque de inmediato agregó: “no me voy, me van a tener por acá”.

Venegas se refiere a que seguirá desempeñando alguna función en el MSP, ya sea como asesor o director de alguna repartición. Eso es lo que aparentemente acordó con quien sería su sucesora, Susana Muñíz, actual jerarca de los servicios de salud del Estado (ASSE), que fue propuesta por el Partido Comunista al presidente José Mujica para hacerse cargo del MSP.

Mujica aún no decidió si Muñíz será “la nueva ministra”, como anunció Venegas la semana pasada en conferencia de prensa luego de reunirse con el presidente y una delegación del Partido Comunista. Aún así este lunes anunció que seguirá en el Ministerio en otra función. El lugar, dijo Vengas, lo decidirá Muñíz, si es que el presidente la confirma en el cargo. Este martes Muñíz se presentará ante Mujica, quien no la conoce personalmente, y allí decidirá si acepta el nombre propuesto por los comunistas para encargarse del MSP.

Este lunes Venegas hizo un “reconocimiento” a los funcionarios que trabajaron con él. Entre otras cosas les dijo: “somos necesarios, pero no imprescindibles”.

El ministro pidió “disculpas” por “cometer errores”, aunque advirtió que “no comete agravios”.

Venegas decidió renunciar después que el Partido Comunista (al que pertenece) reconoció que no estaba habilitado para ejercer el cargo de ministro.

Sucede que Venegas es chileno (nació en Santiago de Chile en agosto de 1948) y aunque se radicó en Uruguay en 1985 (según contó en entrevista con El País este domingo), recién tramitó la ciudadanía legal en 2004. De acuerdo a la Constitución, la ciudadanía legal se obtiene formalmente a los tres años de solicitada, en este caso 2007.

Pero para ser ministro o legislador, la Constitución exige ser ciudadano natural (cualquiera nacido en Uruguay) o siete años de ejercicio de la ciudadanía legal. Esto quiere decir que recién en el año 2014 Venegas podría ser designado ministro.

Quien denunció esta situación irregular fue el senador del Partido Colorado José Amorín Batlle. Tanto Venegas como el Partido Comunista negaron al principio tal irregularidad y dijeron que efectivamente estaba habilitado para ocupar el cargo. Acusaron a Amorín Batlle de emprender una “campaña” contra Venegas y de intentar boicotear la reforma de la salud.

Finalmente reconocieron que Amorín tenía razón y antes de que la Corte Electoral se pronunciara (estudia su caso ante la denuncia del senador colorado) decidieron sacar a Venegas del MSP y así se lo comunicaron a Mujica la semana pasada.

El presidente había dicho que esperaría a conocer la decisión de la Corte antes de quitar o confirmar a Venegas en el cargo.

Todo se precipitó cuando Venegas decide renunciar y le propone al presidente un sustituto, también del Partido Comunista: Susana Muñiz.

Dejá tu comentario