Nacional

Mujica fue por una tapa de inodoro y terminó de director técnico

El presidente fue de compras al Paso de la Arena. Y a pedido, improvisó una "charla motivacional" para los jugadores de Huracán, el cuadro barrial. Hizo varias promesas.

 

Ya se sabe que el presidente José Mujica es imprevisible. Su agenda es el terror de los expertos en protocolo.

El martes último no fue la excepción. En la mañana salió de compras por el barrio y no volvió a casa en Rincón del Cerro por un buen rato.

Acompañado de su perra Manuela, fue a una ferretería en Paso de la Arena a comprar una tapa de inodoro y recibió una oferta que no pudo rechazar.

Lo abordaron integrantes del Club Huracán, que milita en la segunda división profesional, para que diera "una charla motivacional" a los integrantes el plantel, informa hoy el diario El Observador.

"Yo sé que usted es hincha de Cerro, pero nos gustaría que nos acompañara", le dijeron, según la crónica publicada por el diario El Observador.

Fiel a su estilo, el mandatario no perdió el tiempo y se dirigió hacia la cancha. O mejor dicho hacia el gimnasio, donde los jugadores estaban practicando.

De repente, los deportistas vieron llegar un Fusca celeste. La sorpresa fue mayúscula cuando vieron bajar a Mujica, vestido de pantalón deportivo y alpargatas.

Juan Carlos Rodao, técnico del equipo, contó que la charla presidencial versó sobre el "origen humilde" de Huracán de Paso de la Arena y "su lucha por salir adelante".

El jefe de Estado contó que era amigo de Pedro Bossio, uno de los fundadores del club, y prometió a los jugadores que si se lograba el ansiado ascenso a la divisional A participará de un asado junto a ellos, consigna la nota del matutino.

Les prometió además hacer gestiones para conseguir financiamiento para jugar en la máxima categoría.

Huracán de Paso de la Arena jugará este fin de semana la última fecha. Luego se jugará la chance de ascenso en unos play-off junto a otros siete equipos.

El club fue fundado en 1954, fruto de la fusión de dos clubes integrados por estudiantes del Liceo Bauzá: La Esquinita Fútbol Club y Club Atlético Charrúa.

Luego de sus palabras, el presidente se despidió de los jugadores y volvió a sus tareas.

La ovación lo acompañó durante varios minutos.

Dejá tu comentario