Nacional

Motín en cárcel de mujeres: siete presas serán trasladadas

La negociación entre autoridades y reclusas del Centro Metropolitano Femenino de Rehabilitación terminó a as 4.30 de la madrugada. Ahora el tema es Comcar de nuevo

 

Siere reclusas del Centro Metropolitano Femenino de Rehabilitación será trasladadas a otras cárceles, luego del motín desarrollado este domingo. Segúns e informó en principio fueron al Centro de Reclusión N° 2 del penal de Libertad.

A las 3.45 horas de la madrugada terminó la negociación entre las autoridades del Instituto Nacional de Rehabilitación, el comisionado parlamentario Álvaro Garcé y un grupo de presas que lideraron la rebelión en el piso 3.

Atrás había quedado un saldo  de destrozos preocupante: se perdieron 40 plazas por la acción de las reclusas, dijeron fuentes d ela negociación.

Unas 10 reclusas terminaron con lesiones leves. Por otra parte, un bombero y dos guardiacárceles debieron ser atendidos por médicos.

A las 22 horas, el motín estaba dominado. El incidente había comenzado sobre las 19.30 horas.

Pero en la madrugada debió ingresar la Guardia Republicana porque un grupo de insurrectas picaba la reja del tercer piso.

las conversaciones en busca de sokución habían comenzaodo mucho antes.

A las 20 horas, un equipo policial ingresó al recinto y negoció con las reclusas una salida al conflicto, informó el Ministerio del Interior en su cuenta de Twitter. También participó de la reunión el saliente director del Instituto Nacional de Rehabilitación, Alcides Caballero

En medio de rumores de extensión de la crisis a otras cárceles, este domingo recrudecieron los incidentes.

La rebelión en el CNFR fue llevado a cabo por 90 reclusas, de un total de 370 que están alojadas en la cárcel de mujeres.  

Los desórdenes se dieron en medio de una serie de cambios que el Ministerio del Interior busca poner en práctica esta semana. Entre esos cambios estará la remoción del actual coordinador de Cárceles del área metropiliatana, Inspector (r) Felipe Eduardo Pereira Cuadra, seriamente cuestionado por su acusación a la oposición política de instigar los desórdenes en Libertad y Comcar. Como consecuencia de un incidente no del todo aclarado, el guardiacárcel Oseas Pintos fue asesinado por el recluso Eduardo Brasil Sastre.

El hecho dejó en evidencia el poder de los reclusos para conseguir armas dentro del sistema carcelario. 

Uno de los nuevos jerarcas de Cárceles será el actual subjefe de Policía de Canelones, Luis Mendoza, un experto en seguridad antidisturbios, quien también fuera director de la Guardia de Coraceros.

También será removido de su cargo, el director del Instituto Nacional de Rehabilitación, Alcides Caballero.

Caballero había llegado al cargo seriamente cuestionado, luego de haber sido Jefe de Policía de Rocha, en tiempos en que se incendiara la cárcel departamental, incidente en el que murieron más de una decena de reclusos.

NO EN LAS CELDAS. En el CMFR están alojadas en total unas 370 reclusas, la mayoría de las cuales estaban en la clausurada Cárcel de Cabildo.

Un incendio en el ala oeste obligó a la presencia de un tren de bomberos en el centro penitenciario ubicado en Camino Carlos López esquina Garzón.

Según informó Fernando Gll, vocero del Ministerio del Interior, las zonas quemadas y afectadas fueron espacios comunes, no las celdas de las reclusas. Se registraron además rotura de vidrios.

Los incidentes se llevaron a cabo en solidaridad con las restricciones para las visitas y la situación de los reclusos en el Comcar tras el motín en los Módulos 4 y 5.

Las presas exigían el rápido traslado de los 500 presos que aún están en el patio del Módulo 8 de Comcar.

Esos traslados no pudieron realizarse por falta de personal, según reconoció Gabriela Fulco, principal asesora del ministro Eduardo Bonomi en temas carcelarios. Las autoridades analizan en qué centros de reclusión del interior podrían tener seguridad para alojar reclusos de los módulos destruidos en Comcar. Allí había básicamente rapiñeros jóvenes, en su inmensa mayoría adictos a la pasta base.

ENCADENADOS. La situación que provocó los incidentes está directamente relacionada con los disturbios que se generaron esta semana en los módulos 4 y 5 del Comcar. Según los familiares, los presos no tienen frazadas y no les dan de comer. La Policía sostiene que los reclusos rompieron en la material de abrigo y se niegan a comer

El eje de la protesta son unos 500 presos aún no han sido trasladados a otros centros penitenciarios. Un informe de Subrayado abordó esta situación. Mirá acá la nota.

Familiares de esos internos sostienen que en el Módulo 8 se iniciará una huelga de hambre. Representantes de 20 familias de reclusos anunciaron que pensaban esposarse en los portones del Comcar hasta que haya una respuesta para ellos. 

Mirá la nota de Lorena Nachajón en la puerta del centro de reclusión de Santiago Vázquez.

Dejá tu comentario