Nacional

“Mi familia se viene abajo”, dijo la tía de Daiana Martínez

“Tratamos de no pensar”, agregó la mujer y dijo que los vecinos se descargaron al quemar la casa de los asesinos: “Pero una casa incendiada no me devuelve a Daiana”.

 

Miriam, tía de Daiana Martínez, contó que los dos jóvenes procesados participaron de la búsqueda de la adolescente en las horas posteriores a la violación y asesinato. Además, relató a Subrayado cómo están siendo estas primeras horas sin Daiana.

“Mi familia se vino abajo. Estamos pasando una situación horrible. Tratamos de no pensar. El cuarto de Daiana está intacto, lo cerramos con llave para no entrar. Tratamos de que a esa parte d ella casa no se entre para no recordar que ella no está”, contó.

La abuela de Daiana es una de las que peor está padeciendo la muerte de la jovencita. Miriam relató que su madre entró en estado de shock y que pedía que aprontaran el mate para cuando Daiana llegara del liceo. “Yo tuve que traer mi bebé y decirle: Daiana no está más con nosotros, pero él sí. Tenés que salir adelante”, señaló.

La tía de Daiana contó que los dos jóvenes autores del asesinato participaron de la búsqueda de la después de haber cometido el crimen y que inclusive la familia del adolescente de 16 se había puesto a disposición para ayudar.

“UNA CASA QUEMADA NO ME VA A DEVOLVER A DAIANA”. El lunes, cuando se confirmó por parte de la Justicia quiénes habían sido los autores de la muerte de Daiana, habitantes del pueblo Lorenzo Geyres atacaron la vivienda donde vivía uno de los asesinos.

Este martes volvieron a la casa donde vivía el adolescente de 16 años y el joven de 19, responsables de la violación y asesinato y las prendieron fuego.

“Hicieron la descarga que tenían que hacer. Quemaron la casa de la familia del menor involucrado. La gente estuvo esperando para quemar la casa, pero dijeron que la familia no había tenido nada que ver, que el menor había hecho todo. Pero no sé si es tan así, no puede ser que no sepan nada”, dijo Miriam, que de todos modos, agregó: “Ni una casa quemada, ni el chiquilín preso me va a devolver a Daiana”.

Horas antes la familia del adolescente había contratado una empresa de mudanzas y con custodia policial había abandonado rápidamente el pueblo.

Dejá tu comentario