Nacional

Interpol pide captura de promotor de modelos argentino

El hombre era el nexo con Argentina para la explotación sexual de jóvenes. Su comparecencia dependerá de la colaboración de la justicia. Auto de Procesamiento.

 

La jueza Graciela Gatti pidió la captura de un empresario argentino, dedicado a la promoción de modelos, por su presunta participación en la red de prostitución VIP que fue desarticulada la semana pasada.

El hombre, de iniciales L.S, intermediaba entre Uruguay y Argentina para explotar sexualmente a decenas de chicas, informaron a Subrayado fuentes judiciales. Según el auto de procesamiento, es titular de una agencia de modelos en Buenos Aires que cuenta con modelos de renombre o que al menos aparecen en programas de televisión.

Según declaró uno de los procesados (A.F) cuando sus modelos manteían relaciones sexuales con clientes de L.S éste le enviaba a cambio alguna figura de renombre para un desfile organizado por A.F a mitad de precio.

La comparecencia de L.S ante la jueza Gatti depende de la colaboración de la Justicia argentina. En este momento Interpol coordina el modo de su detención.

TRES PROCESADOS. El viernes la jueza Gatti procesó con prisión a un falso relacionista público conocido como "el negro José Miguel", de iniciales A.F, de 50 años, y a otro hombre de iniciales R.R.D, conocido como "Daniel", de 47 años, que tenía un servicio de acompañantes.

También fue procesada pero sin prisión una mujer, O.D.M de 67 años por lavado de activos. Esta mujer prestaba su nombre para publicar avisos y para recibir el dinero de los clientes.

Según declararon implicados en el caso, las jóvenes cobraban entre 400 y 2.000 dólares por hora, pero el 50% de esta suma iba para los organizadores de esta red de prostitución.

FIESTA EN BUENOS AIRES. En una ocasión los implicados hicieron que las chicas viajaran a Buenos Aires para que se presentaran como modelos en una discoteca. Cuando llegaron al vecino país, el ahora requerido "L.S las evaluó físicamente, y allí les dijeron que no irían al desfile sino a una fiesta, donde deberían mantener relaciones sexuales con hombres", detalla parte del auto de procesamiento.

Y prosigue: "estas si bien accedieron en ese momento, no sabían que la supuesta fiesta era en puridad una orgía, organizada en una especie de galpón en la zona de Palermo, donde (...) había camas por todos lados, para practicar sexo a la vista de todos y donde se practicaba sexo grupal o shows eróticos".

Finalmente "antes de entrar un empleado les dio 300 dólares a cada una con lo cual se sintieron luego obligadas a quedarse, (...) logrando M y M no mantener relaciones sexuales con nadie, gracias a que uno de los sujetos presentes se apiadó de ellas. Las jóvenes relatan que se sentían mal en el lugar y que lloraron mucho".

ENGAÑO. En el auto de procesamiento se deja claro que si bien las jóvenes aceptaron mantener relaciones sexuales por dierno, lo hicieron engañadas bajo la meta de llegar a ser modelos famosas y la premisa de que esa era la única forma de lograrlo.

Dejá tu comentario