Nacional

Excesivo aumento de licencias por enfermedad dispara alarma

Los empresarios pretenden que se realicen auditorías a los trabajadores para controlar la cantidad de días que se toman al año y la veracidad de la enfermedad.

 

Una auditoría realizada por la directora del Banco de Previsión Social en representación de los empresarios, Elvira Domínguez, concluyó que en noviembre pasado se liquidaron 28.031 subsidios por enfermedad, una cifra que para los empleadores es "excesiva".

En el año 1998, cuando el BPS tenía 586.940 cotizantes a nivel privado, se liquidaron por mes en promedio 10.091 licencias, según informó El País. Para Domínguez, en noviembre del 2011 se deberían haber liquidado unas 15.000 licencias por enfermedad ya que los cotizantes fueron aproximadamente un millón.

La representante de los empresarios en el organismo aseguró que la cifra de noviembre del 2011 está casi un 200% por encima de lo que debería aunque reconoció que hubo un aumento en las certificaciones médicas ya que se incorporaron al sistema las Cajas de Auxilio que antes eran contabilizados como cotizantes pero tenían una certificación independiente.

Del año 98 a la fecha se dispusieron algunos cambios para la certificación médica. En el 2010 se eliminó la figura del médico certificador del BPS y las propias mutualistas o servicios médicos se encargan del asunto.

Además se elevaron los topes de los subsidios por enfermedad que antes estaban limitados a cuatro Bases de Prestación.

Para los empresarios hay una "vulnerabilidad del sistema". Si bien la representación empresarial acompañó la medida de aumentar los topes por enfermedad entienden que se deben mejorar los controles sobre el trabajador para comprobar la veracidad de la enfermedad.

Elvira Domínguez dijo a Subrayado que propondrá al directorio del BPS que se realicen auditorias en las que se analicen la cantidad de veces que una persona se certifica y que estudien el tipo de enfermedad. Para los empresarios las auditorías deberán estar a cargo del BPS o el organismo debería permitir una certificación por parte de la empresa.

En el 2008 el BPS pagó por licencias de enfermedad 45 millones de dólares y en el 2011 unos 90 millones de dólares. Por otra parte, mientras hace tres años el promedio de días por enfermedad por cotizante era de 6.9 en el 2011 fue de 8.1.

Las patologías más frecuentes son las musculares como las tendinitis o dolores de espalda con un aumento de un 100%. La que le siguen son las psicológicas como depresión o ataques de pánico con un aumento del 50%.

"Si bien es el BPS el que se hace cargo del subsidio por enfermedad las empresas también tenemos perjuicios. Tenemos que encargarnos de las suplencias y de la capacitación de el personal", dijo Domínguez. 

Dejá tu comentario