Nacional

El Gordo y el Míster, la extraña pareja que mató a Daiana

Ambos fingieron no saber lo que había pasado y se sumaron a la búsqueda de familiares durante las horas posteriores al crimen. Dos historias de abandono familiar

Los asesinos de Daiana Makarena Martínez Taborda participaron de la búsqueda organizada por la familia durante el fin de semana.

Tanto el menor apodado "El Gordo" como el mayor AMSDC, de 19 años, conocido como El Míster, deambularon por los suburbios de Lorenzo Geyres hasta altas horas de la madrugada junto al resto del pueblo de casi 600 habitantes.

Los únicos que hasta entonces conocían la respuesta al enigma eran ellos. La habían matado entre las 13.30 y las 16.30 horas del viernes, según la investigación judicial.

La hermana de El Gordo -compañera de estudios y amiga de Daiana- lloró en su hombro  durante horas.

Y en el caso de El Míster, todos lo vieron hasta las 4 la madrugada dando ánimo a los familiares con termo y mate debajo del brazo, en medio de aquella tensa espera colectiva.

Ahora que fue procesado por un delito de homicidio muy especialmente agravado en calidad de autor, todos tienen algún recuerdo que compartir sobre él.

El Míster es el segundo de cinco hermanos. Había nacido en Queguay, muy cerca de Geyres.

 La familia lo fue abandonando hasta que quedó colgado en el pueblo por un trabajo en la forestal local. Primero se fue su madre con dos hermanas, y luego su padrastro se llevó a los restantes dos.  Esto ocurrió hace más de un año, según una crónica de El Telégrafo.

Según cuentan, El Míster es un muchacho tranquilo y  algo tartamudo.

Vivía solo justo enfrente a la casa de Martín, uno de los tíos de Daiana y a escasa cuadra y media de donde vivía El Gordo.

Trabajaba para Forestal Oriental como viverista y fumigador. Compartía casa con otros cinco obreros que, paradójicamente, el día del crimen se habían mudado a Quebracho, una ciudad vecina, la segunda en importancia en el departamento.

La familia de "El Gordo" también se mudó el domingo, pocas horas después de conocerse la verdad sobre Daiana Makarena.

Tuvieron que sacar los muebles con custodia policial.

En Geyres no tienen recuerdos buenos de ellos.

La hermana de El Gordo, compañera de la liceal asesinada, había sido duramente advertida en el liceo por sus actitudes violentas.  Recientemente había tomado a golpes de puño a una alumna.

La amistad entre El Gordo y El Míster no eran grande. Pero esa tarde estaban juntos cuando ella pasó por la casa rumbo al liceo.

Juntos la engañaron para que se acercara y juntos la forzaron a entrar.

El juez Pablo Dalera investiga si la drogaron para reducirla.

Los vecinos que ingresaron a la casa de El  Míster dicen haber encontrado jeringas y frascos de color oscuro, aunque no los tocaron porque creen que es "evidencia policial".

Una vez consumado el homicidio, la extraña pareja se dividió tarea. El Gordo se encargó del cuerpo de Daiana. Decidió dejarlo en bolsas de plastillera a un kilómetro de Geyres.

El Míster se encargó de las pertenencias de la víctima. En la escena del crimen, la Policía halló la mochila rosada y una computadora del Plan Ceibal chamuscada.

Horas después, los familiares y vecinos de Geyres devolvieron el fuego con más fuego, quemando las casas de ambos delincuentes confesos.

La Policía -tan criticada por su demora en la búsqueda- no resistió el embate.

 

FOTO: La sala donde vivía "El Mister", escena del crimen de Daiana Makarena Martínez. El Telégrafo de Paysandú.

Dejá tu comentario