Nacional

"El Estado uruguayo reconoce haber violado su derecho a la vida"

El presidente de la República fue quien encabezó el acto de reconocimiento de responsabilidad del Estado por el caso Gelman.

 

El acto duró apenas unos minutos, como había anunciado Presidencia de la República. Fue encabezado por el presidente José Mujica y participaron además ministros de Estado, de la Suprema Corte Justicia, legisladores e integrantes del Poder Ejecutivo.

En su discurso, el presidente dijo que "María Claudia García y su familia tienen el derecho que obliga éticamente al Estado al reconocimiento y responsabilidad" y afirmó que "el Estado uruguayo reconoce que en el pasado se cometieron en el país acciones violatorias de los Derechos Humanos".

El mandatario hizo referencia a la desaparición de María Claudia García de Gelman y a la historia de Macarena Gelman y aseveró que, de acuerdo a la sentencia de la CIDDHH, se quitaron los obstáculos jurídicos que impedían la investigación y se adoptaron las medidas necesarias para impulsarla. “La investigación no cesará hasta la ubicación de María Claudia y la individualización de los responsables de los hechos”, dijo.

“Centenares de personas fueron víctimas de tortura, desapariciones forzadas como una práctica sistemática del terrorismo de Estado", mencionó Mujica, abarcando a otros casos también. Dijo además que "la interpretación y aplicación de la Ley de Caducidad han obstaculizado la investigación y el esclarecimiento del caso Gelman", fragmento que la oposición había criticado cuando fue informada sobre el escrito.

Sobre el final del acto, el mandatario hizo referencia específica a la responsabilidad. "El Estado uruguayo reconoce su responsabilidad institucional en la desaparición de María Claudia García de Gelman, con lo cual violó sus derechos al reconocimiento de la personalidad jurídica a la vida, la integridad personal y la libertad. Uruguay, como Estado, asume su responsabilidad jurídica internacional por los hechos y su responsabilidad ética", mencionó.

Asimismo, señaló que “el Estado es responsable de la supresión y sustitución de la identidad de María Macarena Gelman García Iruretagoyena, desde su nacimiento hasta que se determinó su verdadera identidad, y expresada como una forma de desaparición forzada por lo cual violó sus derechos al reconocimiento de la personalidad jurídica a la vida, la integridad personal, la libertad, la familia, al nombre, a los derechos de los niños y niñas, a la nacionalidad y por haber puesto en riesgo su supervivencia y desarrollo afectando su proyecto de vida”.

Mujica enfatizó que el Estado reconoce su responsabilidad por los hechos del presente caso y reconoce que en el pasado se cometieron en el país acciones violatorias de los DDHH al amparo de la doctrina de la seguridad nacional se implementó una política sistemática de represión a las organizaciones sociales, sindicales y políticas, así como la persecución de sus integrantes y control de la sociedad civil.

El presidente reconoció que bajo esa doctrina, el Estado integró el Plan Cóndor, en coordinación con Argentina, Brasil, Chile, Bolivia y Paraguay para desplegar la persecución por razones ideológicas a los habitantes de esos países, procediendo a la detención y traslado clandestino, o decidir el asesinato y desaparición de los detenidos.

La intervención concluyó con una condena a los hechos: "El Estado uruguayo condena los hechos y reafirma su compromiso con la Justicia y con qué hechos similares no vuelvan a repetirse", dijo Mujica que fue aplaudido de pie por los integrantes de los tres poderes del Estado que estaban en el Parlamento y también por Macarena Gelman, quien estaba visiblemente emocionada, junto a su abuelo, el poeta Juan Gelman.

El acto fue realizado para dar cumplimiento al punto número 12 de la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos del 24 de febrero de 2011 en el caso "Gelman vs. Uruguay", que dispuso la realización del acto público de reconocimiento de responsabilidad del Estado uruguayo.

COMANDANTES ASISTIERON AL ACTO. Los comandantes de las Fuerzas Armadas asistieron al acto del parlamento pero declinaron hacer comentarios.

Dejá tu comentario