Nacional

Efecto enfermeros: ola de denuncias de posibles asesinatos

La Policía analiza nuevas pistas sobre casos ocurridos en La Española y el Maciel. Hay una pista en el interior del país muy firme

Los investigadores de Crimen Organizado han recibido más de 600 denuncias de casos que podrían formar parte de la sucesión de asesinatos cometidos por los enfermeros Ariel Acevedo y Marcelo Pereira.

Las autoridades comenzaron a informar a familiares de las víctimas. En el día de ayer, ocho de esos casos fueron notificados a los deudos.

Los investigadores siguen ahora una pista en el interior del país. informa hoy El País

Según el matutino, el juez Rolando Vomero diseñó un plan para continuar a investigación.

De acuerdo a testimonios obtenidos por la Policía, los enfermeros venían matando pacientes desde un período de tiempo mayor al que se creía al principio. Pereira reconoció que llevaba a cabo estas prácticas desde hace al menos tres años.

Según contó Pereira a compañeros del Hospital Maciel seis años atrás, en La Española "limpiaban gente".  No precisó quiénes mataban pacientes allí.

Fuentes de la investigación dijeron que, de acuerdo a proyecciones, Acevedo estaría involucrado en unas 160 muertes, en tanto Pereira en más de 50.

Los familiares recibirán apoyo sicológico de un comité gubernamental integrado por Salud Pública, Desarrollo Social, Trabajo y Seguridad Social, Educación y Cultura, Ministerio Público y Fiscal, Junta de Drogas y BPS.

Usuarios del MSP se reuniran en la sala de conferencias del Hospital de Clínicas el próximo sábado. Unas 200 familias cuyos parientes murieron en "forma dudosa" ya han anticipado su participación de la actividad.

Alicia Blanco sostiene haber sobrevivido al intento de homicidio en el Hospital Maciel, donde trabajaba el enfermero Marcelo Pereira.

Blanco, que padece diabetes, estuvo en la Unidad de Cuidados Coronarios del Hospital Maciel y recuerda muy bien al enfermero.

"Un día empezó a darme insulina sin saber mi nivel de azúcar. Le advertí que  me iba a descompensar", declaró a El País.

Los testimonios comenzaron a brotar por todos lados. Ayer, en el Ministerio de Salud Pública, decenas de personas llegaron a la Oficina de Atención al Usuario para hacer sus denuncias.

Muchos de los pacientes eran diabéticos y habían sido internados en la unidad de cuidados cardiológicos

Dejá tu comentario