Nacional

Edificios públicos y privados sirven de sede a delincuentes

Un local de la Administración de Servicios de Salud del Estado es boca de pasta base. Una sede abandonada del gremio de estibadores y un ex hotel puede ir a remate

Edificios abandonados en Ciudad Vieja, Centro y Cordón actúan como bocas de delincuencia y venta de pasta base. Algunos de esos edificios son públicos, como el que se sitúa en Bartolomé Mitre y Juan Carlos Gómez, que pertenece a la Administración de Servicios de Salud del Estado.

Otro de los edificios abandonados que se usa como aguantadero de criminales y de objetos robados perteneció a un gremio: el Sindicato Autónomo de Estibadores de Ultramar, en Piedras y Guaraní. La entidad ya no existe como tal y el Ministerio de Educación y Cultura debe disolver la personería jurídica para darle destino al edificio.

Esta construcción de cinco pisos y subsuelo está poblada de varios grupos de ocupantes ilegales, señala Últimas Noticias.

Un caso que va camino a una solución es otro histórico edificio que ha sido denunciado en innumerables ocasiones como foco de criminalidad y violencia. Se trata del local del ex hotel Casino, ubicado en Gonzalo Ramírez, casi llegando a Parque Rodó.

El defensor del Vecino, Fernando Rodríguez, dijo que el edificio irá a remate. El adquirente deberá refinanciar la deuda de los propietarios anteriores con la intendencia de Montevideo.

Según explicó Rodríguez, no solo habrá que expulsar a los ocupantes precarios, sino además hacer arreglos importantes en las casas linderas, que se vieron seriamente afectadas por la falta de saneamiento en el ex hotel durante estos años.

Dejá tu comentario