Nacional

Dos procesados con prisión por el homicidio de Camila

Una mujer, de 25 años, y su pareja, de 22, fueron procesados con prisión por homicidio muy especialmente agravado. El tercer detenido quedó en libertad.

 

Dos de los tres detenidos por el crimen de Camila Mondragón fueron procesados con prisión por el juez Francisco Massita en la noche de este viernes. A los dos se les imputó el delito de homicidio muy especialmente agravado. El tercer detenido, un hombre de 30 años, quedó en libertad.

Los procesados son pareja y viven en una vivienda precaria en el campo en que se encontró el cuerpo de Camila el pasado miércoles. 

Según dijo el juez tras tomar su resolución, solo la mujer confesó el crimen, que sería por una cuestión de celos.

El Director de la División Homicidios de la Policía de Canelones informó en la puerta del Juzgado que aún quedan algunas diligencias por realizar y que hay más instancias para cerrar el caso.

CAMBIO DE JUZGADO POR SEGURIDAD. Massita tomó las declaraciones este viernes en el Juzgado de Sauce, a donde decidió trasladarse por seguridad ante las protestas de familiares, amigos y vecinos de Camila en la sede de Las Piedras.

Sin embargo, la familia de Camila se enteró del cambio de sede judicial y junto a algunos amigos de la joven fueron hacia allí. A ellos se sumaron vecinos de Sauce que se fueron enterando de qué se trataba la manifestación y se quedaron para dar su apoyo.

Durante la tarde se vivió una situación tensa. Algunos familiares y amigos de la joven quisieron acercarse a la puerta del Juzgado. Efectivos del Grupo GEO actuaron para evitar que pudieran llegar allí y se produjeron algunos incidentes.

EL CRIMEN. Camila Mondragón, de 18 años, volvía a su casa como cada noche del liceo y avisaba a su madre desde el ómnibus para que la fueran a esperar. Pero en la noche del martes demoraba demasiado y su padre y su hermano salieron a buscarla.

A una cuadra y media de su casa encontraron el cuerpo de la joven, ya fallecida, con decenas de cortes en la cara y las manos atadas en la espalda. Su muerte se dio por la pérdida de sangre.

Dejá tu comentario