Nacional

Bonomi criticó a Garcé y a la jueza Merialdo

El ministro dijo que la magistrada ordenó a la Policía no intervenir en los motines y advirtió que el comisionado parlamentario demoró horas en aparecer

 

En conferencia de prensa el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, dijo que la jueza Gabriela Merialdo le ordenó a la Policía no intervenir en los motines del Comcar y de la cárcel de mujeres, y que en su lugar pidió llamar al comisionado parlamentario para el sistema carcelario, Álvaro Garcé, para que negociara con los reclusos.

Bonomi dijo que esto provocó una demora en la actuación de la Policía que agravó la revuelta protagonizada por los presos, por lo que los daños fueron mayores.

"La policía nacional dio la orden de intervenir inmediatamente después de comenzado el motín (el domingo en la cárcel de mujeres). Cuando se va a intervenir se avisa al juez de turno, la doctora Merialdo, que dice que  no se intervenga y que se llame al comisionado parlamentario para negociar. No se había pedido orden sino que solo se había avisado, pero la doctora da la orden de no intervenir y que se llame al comisionado parlamentario, que no se lo encuentra hasta varias horas después. En el interín se produce el agravamiento de la situación, la rotura que todos vieron, y luego de la negociación hay que ir a la medida que se había dispuesto a las siete de la tarde", dijo Bonomi.

"Luego, a raíz de eso, nos enteramos que lo mismo sucedió en el Comcar. Cuando el director del Comcar va a intervenir, cuando el problema todavía era chico y se podía reducir rápidamente, la doctora Merialdo solicita, ordena, que se cumpla con el protocolo, que era tratar de negociar. Esa parte del protocolo ya se había cumplido solo que no se había podido negociar porque la lluvia de piedras desde el techo del módulo 4 era tan grande que no se podía aproximar a la negociación", agregó el ministro. 

Bonomi dijo que así se perdió tiempo y que cuando la Policía intervino "ya estaba prácticamente destruido el módulo 4 y el módulo 5".

LEGISLADORES. “Nosotros pensamos que no hay legisladores que tengan que ver con este hecho”, reiteró el ministro, aunque reconoció que Inteligencia carcelaria interceptó un mensaje de texto pero que no tiene nombres concretos ni involucra a nadie en intencionalidad.

Dejá tu comentario