Nacional

Aún no están claros los motivos del crimen de Camila

La autopsia reveló que la joven tenía 36 heridas cortantes; 35 de ellas entre el rostro y el cuello. El caso sigue abierto y el juez quiere ver si hay más implicados.

 

Una mujer de 25 años y su pareja de 22 fueron procesados con prisión por el asesinato de Camila Mondragón, de 18 años, en Las Piedras. 

La pareja vivía en calidad de indigentes en el predio baldío de la calle Ortíz y la vía férrea, donde el padre halló el cuerpo sin vida de la joven. Ese lugar queda a dos cuadras de la casa de la familia Mondragón.

Según los indicios recogidos por los investigadores y el juez, los atacantes vieron que la jovencita caía herida de muerte por un corte en la yugular, por lo que se asustaron y corrieron dejando en ese lugar todas las pertenencias de la joven, a excepción del celular. 

Ambos fueron detenidos en la boca de pasta base que operaba en el barrio. El vendedor de drogas fue interrogado pero negó haber recibido ese celular como pago por dosis.

La autopsia forense reveló que Camila tenía 36 heridas cortantes: solo una de ellas en la mano; el resto entre el rostro y el cuello. 
Según datos que recoge El País, los acusados declararon que la intención era robarle algo y además desfigurarla por el resentimiento que la acusada guardaba con Camila. 

La mujer insistió en que fue su pareja quien infligió las heridas a Camila, aunque él lo negó. Ella dio la pista de que habían sido perpetradas con un cuchillo Tramontina de mango blanco. Si bien el encontrado por la Policía tenía mango negro, la punta y el tipo de hoja se correspondía con las heridas.

La pericia psiquiátrica que se le hizo a la agresora determinó que si bien posee capacidades disminuidas es imputable porque tiene conciencia de la magnitud de los hechos.

El caso continúa abierto y el juez procura saber si hay más involucrados.

Dejá tu comentario