Nacional

Atropelló a cuidacoches porque exigió propina por lavar el auto

El automovilista está detenido y hoy declara ante la justicia. El hombre en situación de calle está internado con traumatismo de cráneo y fractura en la pierna

Un enfurecido automovilista atropelló ayer a un cuidacoches que le exigía dinero por lavarle el auto. Fue detenido por la Policía y hoy declara ante la justicia penal. Por su parte, el cuidacoches quedó internado con serias lesiones óseas.

Detrás del incidente se esconde la tensión social que se genera en la vía pública por el pedido de propinas a causa de supuestos servicios que los automovilistas no piden. No es un problema exclusivo de Montevideo. En Argentina actúan masivamente en las calles. Les llaman "trapitos" y son una fuente de inseguridad más para la ciudadanía.

El cuidacoches César Sebastián Núñez, de 26 años, le dijo: "dame una moneda porque te lavé  el auto".

"Yo no te pedí nada", le respondió el conductor, de 41 años.

Núñez se paro frente al auto, puso las manos en el capot y le advirtió que no se iría hasta que le pagara.

El automovilista primero se bajó con un hierro en la mano y lo amenazó con golpearlo: "si no te corrés, te muelo", le dijo, según una crónica publicada en El País.

Otro cuidacoches que estaba allí tomó una baldosa y se puso en guardia. "Te rompo el auto y a vos", señaló.

En escena apareció una mujer -aparentemente pareja del automovilista- que le pidió que se subiera al auto y dejara atrás el incidente.

El hombre depuso su actitud y se subió al vehículo.

Pero sorpresivamente arremetió contra Núñez. Paró unos metros después y se quedó mirando al cuidacoches en el suelo.

Una testigo contó que fue "con total sangre fría". Esa mujer fue la que llamó a la Policía y a una ambulancia.

El cuidacoches fue internado en el Maciel y luego derivado en el Instituto de Traumatología. Presentó traumatismo de cráneo y fractura expuesta de pierna derecha.

La prueba de alcoholemia dio positiva para Núñez. El cuidacoches estaba borracho en el momento de la pelea.

Según la Policía, es consumidor de pasta base y tiene antecedentes penales.

SITUACIÓN DE CALLE. El hecho dejó en claro el grave problema de las personas en situación de calle existente en Montevideo. Según datos del Ministerio del Interior hay más de un centenar en el centro de Montevideo y alrededor de 2.000 en toda la ciudad.

El gobierno se propone sacarlos de la calle por una cuestión de seguridad pero también por el mal uso que estos ciudadanos hacen del espacio público.

La Junta Departamental de Montevideo viene exigiendo desde hace tiempo regular el funcionamiento de los cuidacoches, pero la Intendencia cree que es difícil intervenir.

Así al menos lo afirmó Hugo Bosca, director de Tránsito de la comuna. Pero el vocero de Jefatura, José Luis Rondán, dijo que la Policía está dispuesta a apoyar a los inspectores municipales en la tarea.

El edil nacionalista Edison Casullo va más lejos: quiere eliminar la figura del limpiavidrios.

En algunos lugares, como en la Rural del Prado, se denunció que los cuidacoches y limpiavidrios no sólo exigían dinero a los automovilistas: también ponían precio a su trabajo.

En algunos casos exigían 30 pesos como "tarifa". La consecuencia de no pagar eran un vidrio roto, un costo visiblemente más alto que una propina.

Dejá tu comentario