Internacionales

Atentados en Sri Lanka dejan al menos 207 muertos y 450 heridos

Iglesias católicas y hoteles de lujos fueron atacados en la isla, mientras celebraban la misa de Pascuas.

Ya llevan ocho personas detenidas por la ola de atentados perpretados este domingo en la isla de Sri Lanka, según anunció el primer ministro Ranil Wickremesinghe. Hasta ahora solo tienen nombres locales, pero los investigadores intentan definir posibles "vínculos con extranjeros", declaró en un mensaje en televisión el jefe del Gobierno.

Ocho atentados se registraron este domingo en la isla Sri Lanka en hoteles de lujo e iglesias católicas, mientras se festejaba el día de Pascuas.

El balance de los atentados que golpearon a la isla, registraron que las víctimas ascienden a 207 muertos y más de 450 heridos, según anunció la policía. El portavoz de la policía, Ruwan Gunasekera, dijo en rueda de prensa: “no podemos confirmar si fueron atentados suicidas” y agregó que ya hay tres personas detenidas.

Los primeros ataques con bombas se registraron en tres iglesias católicas, ubicadas al norte de Colombo y en la ciudad de Negombo, y en tres hoteles de lujo. En estas primeras instancias se registraron 80 personas heridas a causa de las explosiones.

Sin embargo, estos no iban a ser los únicos ya que Sri Lanka fue víctima de seis atentados más. Otro de ellos se registró en una iglesia en Batticoloa, y dejó al menos diez muertos. Además fue atacada la iglesia San Antonio y la iglesia San Sebastián de Negombo, y un hotel de Dehiwala.

El saldo final de esta tragedia dejó 207 muertos, entre los cuales 35 son ciudadanos extranjeros provenientes de países como Holanda, Japón y Estados Unidos, según anunciaron fuentes policiales a AFP. Además el número de heridos asciende a 405, muchos de ellos en estado crítico.

Ante la gravedad de la situación, el gobierno anunció un toque de queda de duración indeterminada que entró en vigor este domingo y además, bloquearon temporalmente las redes sociales para evitar la difusión incorrecta de información acerca de la ola de atentados.

Se trata del episodio más violento ocurrido en el país desde el fin de la guerra civil. El primer ministro esrilanqués Ranil Wickremesinghe calificó los ataques de "cobardes" e hizo un llamado por la unidad del país.

En tanto, el jefe de la policía de Sri Lanka, Pujuth Jayasundara, ya había alertado días atrás en una nota a los oficiales de alto rango que un grupo musulmán radical planeaba ataques suicidas contra "iglesias importantes".

"Una agencia de inteligencia extranjera ha señalado que el NTJ (National Thowheeth Jama'ath) planea llevar a cabo ataques suicidas contra iglesias importantes así como la embajada india en Colombo", señaló la alerta, vista por la AFP.

El NTJ es un grupo musulmán radical de Sri Lanka que se dio a conocer el año pasado cuando fue implicado en actos vandálicos contra estatuas budistas.

Por su parte, el ministro de Finanzas, Mangala Samaraweera, tuiteó que los ataques habían matado a "numerosos inocentes" y parecían "un intento coordinado para provocar asesinatos, caos y anarquía".

Una isla budista

Sri Lanka, con una población de 21 millones de habitantes, es un país mayoritariamente budista que cuenta con unos 1,2 millones de católicos.

Junto al 70% de budistas, los hinduistas representan un 12%, los musulmanes un 10% y los cristianos un 7%.

Los católicos son percibidos como una fuerza unificadora ya que tienen adeptos tanto entre los tamiles como los cingaleses.

Sin embargo, algunos cristianos son mal vistos porque apoyan las investigaciones exteriores sobre los crímenes presuntamente cometidos por las fuerzas armadas contra los tamiles durante la guerra que culminó en 2009.

Según la Organización de Naciones Unidas, el conflicto de 1972 a 2009 dejó entre 80.000 y 100.000 muertos.

Los atentados repugnan al mundo

Las condolencias y los llamados a defender la libertad religiosa se multiplicaron en el mundo en reacción a los sangrientos atentados de este domingo en Sri Lanka contra tres iglesias católicas, donde los cristianos celebraban la Pascua, y varios hoteles

Desde el Vaticano, el Papa Francisco expresó su “tristeza” ante estos “graves atentados, que precisamente hoy, día de Pascua, trajeron duelo y dolor a varias iglesias y otros lugares de reunión en Sri Lanka" y se declaró cerca de "todas las víctimas de una violencia tan cruel".

Por su parte, el presidente de Estados Unidos Donald Trump envió en un mensaje en Twitter las "sentidas condolencias de la gente de Estados Unidos a la de Sri Lanka por los horribles ataques terroristas". "¡Estamos listos para ayudar!" agregó Trump.

Embed

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, expresó su "horror" y su "tristeza" ante estos atentados contra personas que "fueron pacíficamente a misa o que visitaban ese hermoso país".

También se proclamó la primera ministra de Reino Unido, Theresa May, cuyo país colonizó Sri Lanka y denunció “ "actos de violencia [...] realmente horribles" y consideró que "debemos unirnos para intentar que nadie deba nunca practicar su fe con miedo".

El presidente Emmanuel Macron, compartió su “profunda tristeza” tras estos “actos odiosos” y se solidarizó con el pueblo de Sri Lanka. Así como también, La canciller alemana, Angela Merkel, condenó la ola de atentados en iglesias y lugares turísticos en Sri Lanka e insistió que el "odio religioso y la intolerancia que se han mostrado de manera tan terrible hoy no deben ganar".

Embed

El jefe del gobierno español Pedro Sánchez, también se proclamó a través de su cuenta de Twitter, para condenar lo sucedido en Sri Lanka.

Embed

De la misma manera, el viceprimer ministro de Italia Matteo Salvini, dirigó su “oración, la del gobierno y la de todos los italianos a los muertos inocentes masacrados por terroristas en Sri Lanka".

El presidente de la Autoridad Palestina, Mhamud Abas, denunció atentados "horribles y criminales". "El terrorismo se extiende como una epidemia en el mundo entero", constató, y llamó a "los países del mundo a cooperar para erradicar el terrorismo".

Por su parte el Ministerio de Relaciones Exteriores de Uruguay, emitió un comunicado de prensa donde expresa su "repudio frente a los cobardes atentados perpetrados hoy contra Iglesias y hoteles en Sri Lanka".

"Más allá de su connotación religiosa, estos crímenes de odio llevados a cabo por minorías fanáticas en violación de los más elementales derechos humanos, constituyeron un ataque y una afrenta a la humanidad toda" expresó el gobierno uruguayo en el comunicado.

"El Uruguay reitera su profundo rechazo a la actividad terrorista", concluyó.

Embed

FUENTE: AFP