Internacionales

Al menos 25 muertos en Siria; Annan optimista por negociaciones

Una ofensiva militar contra la ciudad de Idleb sumó hoy unos 11 muertos. El enviado de la ONU, Kofi Annan, se declaró "muy optimista" tras la reunión con Al Asad.

 

Las tropas del régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, centraron hoy su ofensiva militar contra la ciudad septentrional de Idleb, donde murieron al menos 11 personas, lo que eleva a 25 la cifra total de víctimas mortales en el país.

El grupo opositor Comités de Coordinación Local (CCL) informó en un comunicado que el ejército bombardeó Idleb, uno de los principales feudos de la oposición a Al Asad, coincidiendo con la reunión en Damasco entre el presidente sirio y el mediador internacional Kofi Annan.

Entre los fallecidos en Idleb figuran dos menores de edad, destacaron los CCL, que señalaron que la cercana localidad de Yisr al Shugur, en la frontera con Turquía, también fue blanco de bombardeos.

Tras atacar Yisr al Shugur con artillería pesada, las tropas irrumpieron en la población y efectuaron una amplia campaña de detenciones.

El resto de víctimas mortales se registró en la provincia central de Homs (seis) y en la septentrional de Alepo (cuatro), mientras que una personas falleció en la central de Hama, en Damasco, en la meridional de Deraa y en la costera de Latakia, respectivamente.

En Homs, una de las ciudades más afectadas por la represión del régimen, perecieron dos hermanos y otro civil en el barrio de Bab Dreib, y hubo fuertes disparos en un puesto de control cercano a la ciudadela.

Además, en la población de Rastan (provincia de Homs), un puente usado por los civiles para huir de la ciudad fue bombardeado por el ejército para evitar este éxodo.

Entretanto, en la localidad de Rankos en los alrededores de Damasco, se registraron enfrentamientos entre las tropas del régimen y efectivos del Ejército Libre Sirio (ELS), compuesto mayoritariamente por desertores.

Estos nuevos sucesos, que no han podido ser verificados de forma independiente por las restricciones impuestas a la prensa por el régimen de Damasco, coincidieron con la visita del enviado de la ONU y la Liga Árabe para Siria.

OPTIMISMO DE ANNAN. El enviado de la ONU y la Liga Árabe para Siria, Kofi Annan, se declaró "muy optimista" tras haberse reunido hoy por segunda vez con el presidente sirio, Bachar al Asad, informó a Efe un fuente de la ONU en Damasco.

"Mantuvo una conversación muy franca y positiva con Al Asad, y se siente muy optimista de que va a lograr un avance", dijo la fuente.

El optimismo de Annan contrasta con la negativa que le expresó ayer Al Asad a cesar la violencia gubernamental mientras haya "grupos terroristas que trabajan para sembrar el caos".

El ghanés se reunió hoy previamente con los líderes de las comunidades religiosas en Siria, entre ellos el gran muftí Bader el Din Hasun, la mayor autoridad suní, y el patriarca de la Iglesia Greco-Ortodoxa , Zaka Iwas.

Ayer, Annan mantuvo entrevistas con los dirigentes del principal grupo de la oposición interna, Hasan Abdelazim y Abdelaziz al Jayer, así como con el histórico opositor sirio Luay Husein.

En declaraciones a Efe Abdelazim insistió hoy que los opositores a Al Asad no se sentarán a dialogar con el régimen si no se decreta un alto el fuego y cesa la violencia. Para ello, Abdelazim cree que se debe dar un "ambiente adecuado para poder resolver la crisis".

"Cualquier negociación para una etapa de transición requiere primero un alto el fuego, el cese de la violencia y la liberación de los detenidos", subrayó.

EFE

Dejá tu comentario