Nacional

A un enfermero le imputaron 11 asesinatos; al otro cinco muertes

Los dos enfermeros, de 39 y 46 años, fueron enviados a prisión por homicidio especialmente agravado en reiteración real. Una mujer fue procesada por encubrimiento.

 

El juez Rolando Vomero procesó a los dos enfermeros de 39 y 46 años por homicidios especialmente agravados por premeditación en reiteración real y a una tercera persona por encubrimiento. La tercera persona es la mujer de uno de los enfermeros.

La investigación continuará mañana con nuevas indagatorias, confirmó el magistrado.

Según se informó, a uno de los enfermeros se le imputaron 11 muertes y al otro cinco casos. 

El magistrado afirmó que en algunos casos los enfermeros emplearon, entre otras sustancias, morfina y en otros casos inyectaron aire por vía sanguínea para generar el colapso que derivó en la muerte del paciente.

Vomero dijo que se le presentaron fotografías de los fallecidos a los dos indagados. Uno reconoció a cinco y otro a once, lo que llevó a los procesamientos de hoy. Pero los procesamientos no terminan acá, dijo el juez. "La investigación sigue", precisó.

Sobre las razones de los asesinatos, Vomero destacó que ambos procesados declararon que lo hacían "porque no querían ver sufrir a la gente". Los 16 casos bajo proceso corresponden a los pacientes reconocidos por los propios imputados a través de fotografías.

Los procesamientos fueron confirmados un rato antes de la conferencia de prensa de Vomero por Inés Massiotti, penalista defensora de uno de los procesados.

Massiotti afirmó ante los medios que su defendido "es conciente de sus actos" y señaló que "confesó plenamente ante el juez, fiscal y esta defensa que lo hizo por móviles de piedad". Agregó que ese enfermero "fue abusado sexualmente". "Creo que hay una patología psicológica, no psiquiátrica, porque fue periciado exhaustivamente por el forense dispuesto por la sede", explicó. "Yo entiendo que de la pericia psicológica que dejo solicitada en la etapa procesal van a surgir trastornos de la personalidad que han afectado, tal vez, su trabajo", dijo Massiotti.

El otro abogado, Santiago Clavijo, defendió al hombre de 39 años y a la mujer procesada. El profesional fue proporcionado por el gremio de empleados no médicos de la Asociación Española.

DENUNCIA. La investigación comenzó tras una denuncia que partió del hospital público, confirmó este sábado a Subrayado el magistrado que encabeza la investigación judicial. 

Los dos enfermeros, de 39 y 46 años y con más de 15 de experiencia en esta profesión, están detenidos desde este viernes. Ambos reconocieron la autoría de decenas de casos en los últimos dos años, informa el diario El País, y señala que los dos adujeron razones humanitarias. Sin embargo, para los investigadores, según el diario La República, se trataría de casos de pacientes considerados “complicados” por demandar demasiada atención.

La investigación policial fue realizada por el Departamento de Vigilancia de la Dirección del Crimen Organizado. 

Tras la denuncia realizada, los investigadores comenzaron a cruzar los datos de las muertes y pudieron determinar que los horarios coincidían mayormente con el turno de los dos enfermeros ahora detenidos.

Los detenidos se conocían entre sí, pero la investigación -denominada “Operación Ángeles”- no ha podido determinar hasta ahora un accionar conjunto. Uno de los investigadores dijo a El País que es muy raro en el mundo que aparezca un asesino en serie de este tipo, y mucho más que aparezcan dos en el mismo momento y actuando sin conexión.

Los fallecimientos que se investigan ocurrieron en una Unidad de Cuidados Intermedios Cardiológica del Hospital Maciel, y en el CTI neuroquirúrgico de la Asociación Española.  El gerente general de la mutualista, Julio Martínez, dijo a El País que colaboran con la indagatoria judicial, y dispusieron además una investigación interna.

La indagatoria se desarrolló durante la última semana, y muchas personas fueron llamadas a declarar tras una denuncia presentada por el centro de salud público. Allí falleció una señora el pasado lunes, y los médicos advirtieron que podría haber intervenido una persona a pesar de que no había ninguna medicación indicada, por lo que presentaron la denuncia y la Justicia dispuso la autopsia.

Fueron detectadas muchas situaciones de esta naturaleza en el hospital, y luego se detectó también en un sanatorio, según supo Subrayado.

NO ERAN TERMINALES. Se trata de pacientes que estaban muy graves, pero no eran pacientes terminales en su mayoría. Puede haber alguno terminal, dijo el Vomero, pero en su mayoría eran enfermos graves. "Las muertes ocurrieron en momentos en que nadie las esperaba", informó el juez.

El magistrado ordenó una serie de medidas e inició una intensa investigación que el viernes derivó en la detención de un enfermero sobre la hora 18.00, que fue llevado al juzgado a las 22.00, mientras que luego fue detenida la segunda persona.

Uno de los enfermeros trabajaba en las dos instituciones, y el otro solamente en la mutualista.

El magistrado no quiso precisar la cantidad de pacientes fallecidos, pero afirmó que la investigación podría llevar a la detección de "muchos" casos.

CONFERENCIA MSP. Las autoridades de la salud emitieron un comunicado  escueto, en el que afirman que las autoridades están colaborando con la investigación policial y judicial.

Dice el texto: "En el día de la fecha el gabinete del MSP, se reunió con carácter de urgencia a los efectos de analizar la información comunicada por las autoridades del Ministerio del Interior y del Poder Judicial que da cuenta de la investigación de presuntos hechos delictivos vinculados al área de la salud. Las autoridades de esta cartera están colaborando con la investigación policial y judicial que se está llevando adelante y se mantienen atentas a los resultados de la misma".

Dejá tu comentario